Ámsterdam es uno de los centros de la vida nocturna europea. Después de anochecer, las calles de la ciudad se llenan a menudo con una alegre multitud, con el consiguiente fastidio para los residentes locales. El Ayuntamiento ha encontrado una inteligente solución y ha nombrado al primer Alcalde de la Noche.

Los viernes por la noche Ámsterdam vibra con una excepcional energía. La ciudad goza de reputación mundial por su vida nocturna. En un área de 200 kilómetros cuadrados pueden encontrarse innumerables clubes, incluyendo recintos famosos como Melkweg o Paradiso.

Con la reciente introducción de licencias de 24 horas para recintos, la capital holandesa se está convirtiendo realmente en una ciudad que nunca duerme. Gente de todas las edades se congrega en una variedad de bares, coffee shops, clubes o recintos con actuaciones musicales. Para las autoridades, la cultura de la noche continúa asociada con una reputación negativa.

Para limpiar este estigma, ciudades de todo el mundo han comenzado a seguir el ejemplo de Ámsterdam, nombrando Alcaldes de la Noche.

La vida nocturna es incubadora de creación

Nos reunimos con Mirik en la plaza Rembrandt, uno de los centros de la vida nocturna de la ciudad. Con una actitud relajada y calzando unas zapatillas Nike, su imagen no se corresponde con la de autoridad municipal.

Pero no te dejes engañar: como primer Alcalde de la Noche de Ámsterdam, Mirik Milan está ocupado en una importante labor. Como embajador de la cultura de club, el Alcalde de la Noche asegura una vida nocturna dinámica y ayuda al mismo tiempo a construir puentes entre Ayuntamiento, propietarios de negocios y residentes.

Con antecedentes como promotor de club y con un profundo conocimiento de la vida nocturna de Ámsterdam, Mirik está en una posición perfecta para transmitir las necesidades especiales de la cultura nocturna a las autoridades de la ciudad, hasta llegar al Alcalde.

«La gente asocia a menudo la vida nocturna con cosas negativas como el abuso de alcohol y drogas, violencia, ruido y desorden. ¡Pero hay mucho más que esto! Quiero poner de relieve el impacto social, económico y cultural que también tiene la vida nocturna. La cultura de la noche crea un espacio donde la gente puede expresarse por sí misma y relacionarse con otros. Y no hay que olvidar que mucha gente está empleada en la cultura nocturna. Donde hay gente bailando, también hay gente trabajando».

Canal en Ámsterdam
Iluminación un sábado por la noche sobre canales en Ámsterdam.
Foto: Getty/ Sir Francis Canker Photography

Rebelde de cuello blanco

Mirik se considera a sí mismo como un «rebelde de cuello blanco». Sin embargo, su actitud relajada se ve complementada por un verdadero sentido del conocimiento y la profesionalidad. Cuando actúa como Alcalde de la Noche, Mirik trabaja duro para tender puentes entre la vida nocturna y la conciencia pública.

«Es importante reunir las dos cosas y crear entendimiento», explica. «Cuando se presentan problemas en la comunidad de la vida nocturna, la reacción inmediata de los responsables políticos es cerrar las cosas. Yo quiero trabajar para encontrar soluciones. Pero si quieres hacer algo en el Ayuntamiento, necesitas hablar el mismo lenguaje que los políticos. No voy a ganarme su respeto si aparezco con una gorra de beisbol y gafas de sol».

Entrevistándose con el alcalde Eberhard van der Laan tres veces al año, Mirik ha creado una relación basada en la comunicación y la confianza. La independencia de la función de Alcalde de la Noche también ayuda a mantener las puertas del Ayuntamiento abiertas.

«Mantenemos mesas redondas para reunir a ambas partes. Esto facilita un verdadero debate correcto y la resolución de problemas». Haciendo esto, Mirik ha conseguido y mantenido una relación de entendimiento mutuo entre funcionarios de la ciudad, la comunidad de la vida nocturna y los residentes.

Nuevas licencias de 24 horas

El mayor logro de Mirik hasta ahora ha sido la introducción de licencias de 24 horas para recintos en Ámsterdam, que es un gran paso adelante para la cultura nocturna de la ciudad. Su cara se ilumina. «Varios recintos en Ámsterdam tienen ahora control de sus horarios. Esto también beneficia al vecindario de los alrededores ya que la gente no inunda la calle una vez cierra el recinto».

Un comité decide qué recintos reciben una licencia en base al valor que aportarán a la comunidad. «Un criterio importante es que se trate de un recinto polivalente. Debe atraer a un amplio grupo de ciudadanos y no sólo a una audiencia de club. Algunos recintos de apertura continua 24/7 acogen programas culturales y albergan restaurantes o gimnasios. Uno de los lugares tiene incluso un espacio para que los padres lleven a sus hijos para jugar».

La mayoría de los principales recintos culturales y de vida nocturna actuales de Ámsterdam, incluyendo la mayor parte de los de apertura continua 24/7 se encuentran en barrios en desarrollo fuera del centro de la ciudad, extendiendo la esfera creativa de la ciudad. De School, alojado en un antiguo colegio construido en el oeste de Ámsterdam, es un ejemplo perfecto del éxito de un recinto de 24 horas. Actualmente alberga una cafetería de día, gimnasio, restaurante, espacio para conciertos y galería de exposiciones. De School se ha convertido en uno de los lugares más populares de la ciudad.

Al mismo tiempo, en el norte de Ámsterdam, en una antigua zona por la que no era aconsejable pasear al otro lado del río IJ se ha desarrollado un animado espacio para eventos y festivales nocturnos, especialmente en torno a los antiguos muelles de NDSM Wharf o el recién abierto centro de danza y música holandés, la torre A’DAM.

Las nuevas políticas mantienen la variada vida nocturna de Ámsterdam, creando equilibrio y disminuyendo la presión sobre zonas de vida nocturna tradicionales, como la plaza Leidse. «Pienso que la vida y cultura nocturna pueden aportar un cambio positivo a zonas urbanas infradesarrolladas. Estoy convencido de que esto beneficiará a toda la comunidad», explica Mirik.

Ámsterdam de noche
Ámsterdam nunca duerme.
Foto: Getty/ Marco Wong

Un Alcalde de la Noche en cada ciudad

Dado el éxito del Alcalde de la Noche en Ámsterdam, ciudades de todo el mundo están considerando adoptar esta figura. Londres nombró hace poco a su primer «Zar de la Noche», Amy Lamé.

Recientemente se celebró una conferencia internacional de Alcaldes de la Noche, que ofreció un espacio donde pudieron reunirse profesionales de la noche de todo el mundo y debatir sobre los valores culturales y económicos de la cultura de club.

«Encontrar a alguien que tenga credibilidad en este ámbito», es el consejo de Mirik para otras ciudades que quieren implantar un Alcalde de la Noche. «Lo más importante es unificar a la comunidad de la vida nocturna urbana».

Vida nocturna en Ámsterdam
Fiesta en Melkweg, uno de los recintos más populares de Ámsterdam.
Foto: Getty/ Melkweg