Hace mucho que en lo relativo a sostenibilidad no se habla solo de materiales en el mundo de la arquitectura. Estos proyectos sorprendentemente innovadores auguran un 2018 fascinante.

El primer de madera

Fachada con balcones de la Timber Tower
Torre de madera: la Timber Tower de Penda.
Imagen: Penda

Las ciudades se asemejan a desiertos de hormigón, acero y piedra. En opinión de arquitectos como los de Penda, esta tendencia debe cambiar. La «Timber Tower» por ejemplo, diseñada por Penda en colaboración con la consultora Tmber para Toronto, está hecha completamente de madera, ¡y tiene 18 plantas de altura! Su diseño modular y el conglomerado de madera de alta tecnología hacen posible entrelazar cajas de paneles de madera dispuestas en capas hasta alcanzar 62 metros. El resultado parece un árbol gigante habitable.

Dormitorio en la Timber Tower
Este edificio en Toronto está hecho completamente de madera.
Imagen: Penda

La colina verde

A veces los arquitectos hacen realidad sus sueños. Thomas Heatherwick lo ha logrado con su «1000 Trees Complex» en Shanghái. Este gigantesco proyecto constructivo de más de 300.000 metros cuadros es mucho más que un nuevo rascacielos en la megaciudad: se trata de un barrio con colegios, guarderías, centros comerciales, oficinas y viviendas. Heatherwick soñaba con un complejo de formas naturales imitando a una colina y cubierto de vegetación por todos lados. Cada pilar está coronado con un árbol, y la vegetación cubre más de 400 terrazas.

Vista del 1000 Trees Complex entre los bloques de pisos de Shanghái
Paisaje habitable en el corazón de Shanghái.
Imagen: Mir

Híbrido interior-exterior

En su más reciente proyecto en la ciudad de Ho-Chi-Minh, el famoso arquitecto vietnamita Vo Tronh Nghia comenzó por así decirlo la casa por el tejado: planificó primero los árboles y las plantas y solo después se centró en las viviendas.

Paredes de hormigón entre árboles y arbustos
Vo Tronh Nghia construyó esta casa en torno a los árboles.
Imagen: Hiroyuki Oki

Como resultado, aquí todo gira en torno al verde: las habitaciones se disponen en torno al jardín interior. Las paredes de hormigón ofrecen a las enredaderas la posibilidad de trepar. Los techos incorporan numerosas ranuras, que los árboles atraviesan para captar la luz solar. El efecto: los habitantes se sienten dentro casi como si estuvieran en el exterior.

Paredes de hormigón con grandes superficies de vidrio
Abundante luz natural y espacios diáfanos.
Imagen: Hiroyuki Oki

Innovadora capa exterior

El arquitecto François Perrin nos impulsa a repensar la idea de arquitectura sostenible ligada a materiales naturales como el bambú, pues su material favorito es un novedoso tejido realizado con hilos de aluminio. Con él desarrolló sus «Air Houses» para la Bienal de Arquitectura de Chicago en 2017.

Estructura piramidal entre palmeras
Las Air Houses de Francois Perrin están realizadas con un tejido metálico.
Imagen: Steve Hall

Se trata de estructuras piramidales que recuerdan a las casas en los árboles, construidas con un ligero armazón de acero y una capa exterior de un tejido de aluminio que aísla del agua y el viento y refleja la luz solar. Así consigue refrescar la temperatura del interior sin ninguna ayuda técnica. ¿Quién necesita aire acondicionado?

Como un macizo montañoso

Una montaña en el desierto de Ámsterdam: así podría describirse la estética de «Valley», un proyecto del estudio de arquitectura MVRDV, que a partir de 2021 animará la zona de oficinas de Zuidas con tres torres, 200 viviendas, equipamientos públicos, tiendas y restaurantes.

Las distintas áreas se organizan como las capas de una montaña, enlazadas en varios niveles por caminos y espacios verdes. Fachadas de piedra natural, cubiertas vegetales y depósitos de agua ayudarán a los habitantes del «Valley» a sentirse alejados del bullicio diario sin abandonar la ciudad.

Entrada y ascenso al Valley
Piedra natural, terrazas cubiertas y depósitos de agua en el «Valley» de Ámsterdam.
Imagen: Vero Visuals, Rotterdam

La naturaleza como inspiración

La «Icone Tower» de los arquitectos Henning Larsen está destinada a convertirse en símbolo no solo de la ciudad de Manila, sino de toda Filipinas. El estudio de arquitectura danés se inspiró en el volcán «Mount Mayon»: la forma cónica de la «Icone Tower» se elevará imponente hacia el cielo.

En el interior conviven espacios de uso público y privado. La fachada de acero y vidrio en forma de malla deja entrar un máximo de luz natural durante el día y ofrece bellas vistas al parque colindante. Por la noche, la plataforma mirador en la cumbre se iluminará como un faro.

Icone Tower de forma cónica con remate
La Icone Tower destaca en Manila.
Imagen: Henning Larsen
Entrada a la Icone Tower
La inspiración procede del volcán filipino Mount Mayon.
Imagen: Henning Larsen

Doble juego

Shanghái es tan llana como los Países Bajos, solo que mucho más densamente poblada. Para resolver la escasez de espacio en la floreciente República Popular, en esta megametrópolis china se construye a lo alto.

Parque del Futuro Zhangjiang con varios niveles a vista de pájaro
Edificios como un paisaje montañoso en Shanghái.
Imagen: MVRDV

El estudio de arquitectura de Rotterdam MVRDV hizo suyo este principio para el Parque del Futuro «Zhangjiang» y planificó varios niveles: los edificios del parque (entre ellos una biblioteca, un centro cívico, un teatro y un polideportivo) se construyen a distintas profundidades, para dar la impresión de un paisaje montañoso, y todos tienen azoteas transitables. Estas cubiertas vegetales ofrecen bonitas vistas y tienen efectos favorables para la propia edificación: aíslan, refrescan y filtran el agua de lluvia.

Vista de edificios asimétricos futuristas
El Parque del Futuro Zhangjiang: una idea del estudio holandés MVRDV.
Imagen: MVRDV

Bosque vertical

Francia cuenta con una amplísima superficie forestal, pero ningún bosque vertical. El arquitecto italiano Stefano Boeri quiere cambiar las cosas y ha diseñado para los alrededores de París el «Forêt Blanche», una torre de 54 metros de altura hecha de cubos de madera y vidrio entrelazados, con salientes profusamente ajardinados.

No solo las más de 2.000 plantas, equivalentes a una hectárea de superficie forestal, forman parte de la arquitectura sostenible, sino también la fachada de madera, los pozos de luz natural o el diseño constructivo, que favorece una ventilación natural.

"Forêt Blanche": una torre de cubos de madera y vidrio entrelazados
Stefano Boeri lleva sus fachadas verdes a París.
Imagen: Compagnie De Phalsbourg Architectes
Vista de la fachada del edificio Forêt Blanche
Los cubos de vidrio entrelazados caracterizan el Forêt Blanche.
Imagen: Compagnie De Phalsbourg Architectes

Universidad flotante

Parece sacado de un cuento: las marismas contaminadas se convierten en lugares sostenibles del futuro. En Dhaka, capital de Bangladesh, el sueño ahora podría hacerse realidad, ya que la «Floating University» planificada por los arquitectos Woha ha ganado recientemente el premio de Arquitectura sostenible más importante del mundo.

El jurado de los Premios LafargeHolcim calificó de genial la idea de construir pontones en las marismas sobre los que se sitúan los aularios. Los jardines verticales reducen la demanda de refrigeración y los paneles fotovoltaicos y el sistema de recogida de agua de lluvia hacen sostenible la universidad.

Estanque en la Floating University
Complejo universitario sostenible de Woha en una marisma antaño contaminada.
Imagen: WOHA

Naturaleza en las alturas

Desde abajo, uno tiene la impresión de encontrarse en las terrazas de arroz vietnamitas de color verde intenso. Cuanto más alto se asciende en las «Empire City Towers» más impresionante resulta: en las torres en espiral de hasta 333 metros del megaproyecto hay entreplantas con jardines tropicales, lagos e incluso cascadas. No cabe duda: Ole Scheeren se inspiró en la naturaleza de Vietnam para los rascacielos de la Ciudad de Ho Chi Minh.

Vista de las Empire City Towers, torres con forma de espiral
Nuevo emblema de la Ciudad de Ho Chi Minh: las Empire City Towers.
Imagen: Ole Scheeren

Las formas orgánicas y el estilo constructivo energéticamente neutro siguen el mismo planteamiento. El propio visitante decidirá qué le resulta más sobrecogedor, las zonas verdes o las vistas.

Vista de las torres espirales
Como terrazas de arroz: sobrevolando la ciudad.
Imagen: Ole Scheeren