La start-up Spacious con sede en Nueva York está creando espacios compartidos de trabajo en restaurantes que están cerrados durante el día. Su fundador Preston Pesek explica cómo funcionan.

En los ajetreados distritos de Manhattan y Brooklyn de la ciudad de Nueva York, hay más de 2000 restaurantes que no abren hasta las 6 de la tarde. Esto significa que hay 2000 espacios a nivel de calle sin usar durante el día, un gran potencial que simplemente estaba a la espera de ser descubierto.

Preston Pesek, cofundador de Spacious, tuvo la idea de fundar una empresa con el objetivo de identificar y explotar opciones de espacio en ciudades.

La idea de la start-up es sencilla pero creativa: durante las horas de cierre de los restaurantes Spacious hace que sus locales no utilizados estén disponibles como espacios compartidos de trabajo para trabajadores itinerantes.

Este modelo de negocio permite a los miembros de Spacious acceder a atractivos comedores repartidos por toda la ciudad y usarlos a un precio razonable. Los miembros de la red pagan una cuota mensual de 95 USD y tienen acceso ilimitado durante el día a los restaurantes que participan.

Spacious es un fenómeno completamente nuevo en un mercado de espacios compartidos de trabajo que se está desarrollando a gran velocidad. A diferencia de sus competidores, la compañía no posee espacios propios.

«No tenemos las ventajas de un espacio compartido de trabajo clásico que estuviera totalmente bajo nuestro control y proporcionara acceso a cualquier hora y cualquier día a nuestros clientes», admite Pesek. «Pero nuestra oferta de precio es muy atractiva, ya que Spacious aprovecha espacios de los restaurantes que ya están ahí».

Miembros de Spacious usando un restaurante como espacio compartido de trabajo
Los miembros de Spacious pueden trabajar en comedores por toda la ciudad.

Objetivo: dar utilidad al espacio

Fundada en 2016, Spacious tiene actualmente siete restaurantes asociados y ya recibe miles de registros cada mes. Está en proceso otro grupo de diez locales compartidos de trabajo adicionales distribuidos por la ciudad de Nueva York para dentro de unos pocos meses. Spacious tiene previsto multiplicar su base de usuarios.

Pesek desvela planes para hacer pruebas con servicios de comida y bebida durante el día. «Algunos restaurantes participantes están interesados en crear almuerzos preparados en envases para nuestros miembros».

La idea de Spacious surgió cuando Pesek y su socio cofundador Chris Smothers estaban analizando la venta minorista en plantas bajas. «Nos dimos cuenta de que principalmente los restaurantes situados en muy buenas zonas estaban programados de un modo muy poco eficiente», comenta Pesek, que tiene experiencia en inmuebles comerciales.

«La ciudad está llena de lugares que no están ocupados durante periodos del día. Estamos buscando modos de desbloquear este potencial urbano y comenzar nuestra propia campaña para dar utilidad al espacio».

Miembros de Spacious compartiendo espacio de trabajo en el restaurante La Sirena
Los trabajadores dan vida a restaurantes no utilizados durante el día.

Una comunidad de nómadas urbanos

Pesek percibe un cambio importante en el modo como trabajan los habitantes de la ciudad. «Gracias a los teléfonos inteligentes, los ordenadores portátiles y la Internet inalámbrica tenemos hoy en día la capacidad de desplazarnos y movernos de un lugar a otro dentro de las ciudades», detalla.

«El futuro del trabajo no está en un edificio de oficinas donde todo está centralizado, sino que se encuentra, en mucha mayor medida, en una sede alojada en nube donde todos pueden participar. Pensamos en Spacious como una red de trabajo compartido basada en nube».

Los miembros de la red Spacious son los típicos trabajadores nómadas, un grupo de trabajadores urbanitas flexibles procedentes de una amplia variedad de lugares de toda la ciudad. «La mitad de los usuarios de Spacious son personas que no tienen un trabajo tradicional o que pueden trabajar en cualquier parte», afirma Pesek.

Aunque Spacious no es un espacio compartido de trabajo en el sentido tradicional, Pesek está convencido de que crea una comunidad para sus usuarios. «La combinación en el mismo lugar de un amplio grupo de trabajadores por cuenta propia, independientes y creativos, y gente que tiene profesiones tradicionales da lugar a sinergias realmente interesantes», explica Pesek.

«Lo que es fundamentalmente diferente de un espacio compartido de trabajo  clásico es que aquí no solo hay una comunidad en un espacio», continúa. «Spacious se ha convertido, en cierto sentido, en una comunidad cosmopolita».

Los miembros de Spacious usan un restaurante vacío como espacio compartido de trabajo
Reuniones o trabajo individual: Spacious lo hace posible.

Un negocio de restauración que se beneficia de otro

Aunque muchos de los clientes de Spacious no tienen ataduras, encontrar la localización correcta es muy importante. «Spacious busca principalmente puntos urbanos muy bien conectados, especialmente, cerca de estaciones de metro. Estamos recopilando información sobre los lugares donde más necesitan nuestros clientes una localización y la usamos como guía en nuestro despliegue geográfico».

El procedimiento de selección de los restaurantes participantes está cuidadosamente establecido. No todos los solicitantes se ajustan al perfil. «Buscamos un muy buen emplazamiento, diseño interior espléndido y un restaurante asociado cuyo funcionamiento sea compatible con lo que queremos hacer», dice Pesek.

«Nuestros primeros socios fueron restaurantes de famosos cocineros como Daniel Boulud y Mario Batali. Estamos dirigiendo nuestro propio negocio de hostelería junto con el de otra persona. Esto significa que debe haber un buen entendimiento mutuo». Pero Pesek y su equipo quieren mantener un planteamiento lento y progresivo para desarrollar el proyecto.

«Tenemos una larga lista de gente en nuestra bandeja de entrada que quiere asociarse con nosotros, pero debemos pensar estratégicamente sobre dónde abrimos y con quiénes nos asociamos».

Por ahora, el siguiente paso será abrir filiales de Spacious en San Francisco, Los Ángeles y Londres. «Nuestro modelo de negocio es extremadamente flexible. Una vez que hemos llegado a un acuerdo con un nuevo socio, podemos abrir en dos semanas».

Preston Pesek es cofundador de Spacious, una start-up de Nueva York que transforma restaurantes no utilizados durante el día en espacios compartidos de trabajo. Pesek tiene experiencia en inmuebles comerciales. Para más información visita su sitio web.