Darmstadt ha ganado el primero concurso Ciudad Digital a nivel de toda Alemania. ¿Sorpresa? Quizá para los de fuera. Pero no para la gran ciudad, segura de sí misma, que apuesta por la conexión en red, la movilidad eléctrica y la conducción autónoma.

Es un soleado día de final de verano. El Prof. Dr. Klaus-Michael Ahrend aparca su vehículo híbrido y se estira. Después, este profesional de 46 años entra en la sede central de HEAG Holding AG, pasa de largo del ascensor y sube a pie los cinco pisos hasta su oficina.

«Me gusta caminar», explica el director de la empresa municipal de servicios de Darmstadt en un tono que no espera admiración de su interlocutor ni denota esfuerzo. Cuando llega a su escritorio, echa un vistazo por la ventana. «Se nota un aire de cambio”, constata Ahrend. «Y observamos cómo lo ha asimilado la ciudad.»

Una vista aérea de un área verde en Darmstadt
Grandes visiones: Darmstadt es la ganadora del concurso Ciudad Digital.
Foto: Digitalstadt Darmstadt

El concurso de la Ciudad Digital fomenta la infraestructura

Con «lo», Ahrend se refiere al concurso Ciudad Digital. La Asociación alemana del sector de telecomunicaciones Bitkom organizó el concurso, por primera vez, al final del último año. En el verano de 2017, Darmstadt fue elegida ganadora y recibe ahora subsidios millonarios para adaptar la ciudad y su infraestructura para el futuro digital.

Para los de fuera, puede sorprender que este premio vaya a un municipio del que no saben mucho más que se encuentra en Hesse, pero internamente la visión es otra. Principalmente, la de Klaus-Michael Ahrend, que como director de proyecto de la Ciudad Digital es algo parecido a un alcalde virtual.

Con razón, los habitantes de Darmstadt están orgullosos de su ciudad, uno de los centros de TI líderes de Europa. En la clasificación del programa Information and Communication Technologies de la Comisión Europea, figura en el primer puesto de toda Europa, en comparación con otras ciudades de magnitud similar.

El último año, la ciudad científica de casi 160.000 habitantes recibió el premio Digital Leader Award por un proyecto Open-Data de Mejora de la fluidez del tráfico. Es la primera ciudad en diez años que ha cambiado la corriente para el tranvía por la electricidad ecológica.

Movilidad eléctrica solo con energía renovable

«¿Qué aporta finalmente la movilidad eléctrica si funciona con electricidad de carbón?», pregunta Ahrend retóricamente. «Nuestro deseo es operar la digitalización de forma sostenible. No debe ser una finalidad en sí misma que sólo proporcione el máximo beneficio a la economía de TI correspondiente. Son los ciudadanos que deben poder beneficiarse de ella.»

La ciudad cuenta con una gran densidad de empresas, es una popular ciudad universitaria y para 2025 contará con un acelerador de partículas subterráneo llamado Fair que debe descifrar el último enigma de la creación del universo. Puede ser que en 2017 el club de fútbol SV Darmstadt 98 haya descendido de nuevo a la segunda división, pero en otros muchos aspectos, la ciudad juega en primera división.

Imagen simbólica: un edificio histórico rodeado de corrientes de datos
La ciudad desea operar la digitalización de forma sostenible.
Foto: sakkmesterke – Fotolia, montaje: vrm/kl

También la conducción autónoma forma parte de la solución

Klaus-Michael Ahrend, seguro de sí mismo y orientado al objetivo, no se da por satisfecho con lo conseguido hasta ahora. Naturalmente, la transformación digital se centrará también en los temas del tráfico y el medio ambiente.

Para empezar, en 2018 está prevista la introducción de una app de aparcamiento en red con la que los habitantes y visitantes pueden encontrar y reservar plazas de aparcamiento. Antenas especiales deben medir la sensibilidad medioambiental de cada distrito y facilitarla como Open Data.

Una plataforma comercial comercializará productos regionales que se suministran el mismo día del pedido mediante bicicleta de E-Cargo.

«Experimentamos con autobuses de conducción autónoma en áreas cerradas», añade Ahrend. «En un futuro relativamente próximo, habrá en Darmstadt tranvías semiautónomos. En el tema de la conducción autónoma, como todos los demás, estamos sujetos también a condiciones regulatorias marco. Pero con nuestros proyectos nos preparamos para el día X, para que Darmstadt realice la introducción óptimamente.»

Imagen simbólica: una mano con un smartphone rodeado de diferentes funciones digitales
Darmstadt será también en el futuro una ciudad avanzada en la conexión en red.
Foto: www.digitalstadt-darmstadt.de, shutterstock

La ciudad como organismo

Causó furor ya el anuncio de que desde finales de 2018, en un tramo de diez kilómetros de la A5, entre Darmstadt y el aeropuerto de Frankfurt circularán camiones eléctricos por líneas eléctricas aéreas.

Quizá por eso, el juicioso Klaus-Michael Ahrend se siente motivado para dar un vistazo al futuro. Sentado en su oficina, Ahrend se encuentra a solo un tiro de piedra del ayuntamiento, donde se encuentra el alcalde Jochen Partsch. Él es quien debe aprobar finalmente los diferentes pasos del proyecto Ciudad Digital.

¿Qué aspecto tendrá Darmstadt en 2025, cuando el acelerador de partículas reproduzca el bing bang?

«El tráfico será totalmente eléctrico. El Carsharing y otras ofertas de sharing ofrecerán a los habitantes nuevas posibilidades», describe Ahrend. «La ciudad ya no es solo el dominio de los coches, sino un organismo que con los mejores medios de transporte va por su camino específico, ya sea en coche o en bicicleta eléctrica. La movilidad cambiará todavía mucho más.»

En una ciudad modelada para ofrecer a los habitantes tanta calidad de vida, el futuro proporcionará más confort también para los peatones. Klaus-Michael Ahrend, el fan de las escaleras, ya sabe hoy lo importante que es esto.

El concurso Ciudad Digital fue iniciado por la asociación digital Bitkom en colaboración con la Asociación alemana de ciudades y municipios. Se admitían ciudades alemanas de tamaño medio que tengan un carácter urbano, una buena infraestructura y que se encuentren cerca de una universidad. Darmstadt se impuso en la final a Heidelberg, Kaiserslautern, Paderborn y Wolfsburg. Bitkom resaltó principalmente la globalidad del paquete, así como el enfoque en la ciberseguridad en el concepto de Darmstadt. Para esto último se incorporó al proyecto como CDO Michael Waidner, Director del Instituto Fraunhofer de Tecnología de la Información Segura.

Encontrará más información aquí.