En la house of smart, instalada durante el congreso SXSW en Austin de este año, todo era «electrificante». Una máxima perfectamente expresada por el cuarteto de sintetizadores con base en Austin S U R V I V E. Antes de su concierto en la house of smart, nos reunimos con los cerebros de la banda Kyle Dixon y Michael Stein.

Kyle, Michael, aunque S U R V I V E utiliza muchos sintetizadores analógicos de los setenta y los ochenta, vuestra música suena muy futurista. ¿Cuáles son vuestras referencias artísticas?
Kyle Dixon:
 Creo que hacemos ambas cosas: nuestra inspiración viene de bandas antiguas y usamos una gran cantidad de viejos equipos, y esta decisión marca de algún modo cómo suena nuestra música. Aunque intentes hacer música verdaderamente moderna, sea lo que sea lo que esto significa, sigue teniendo una semejanza tonal con la música de antes. Y nos gustan muchas de las bandas de los setenta. Pero también usamos muchas técnicas que no existían o no estaban disponibles en los setenta o en los ochenta. Grabamos con ordenadores y utilizamos un montón de sintetizadores digitales, secuenciadores y equipo del que entonces no se disponía. Esto facilita las cosas. En definitiva, intentamos hacer una mezcla.

Michael Stein: Futurista es algo objetivo. Hay sonidos electrónicos de los setenta que son más futuristas que lo que la gente ha estado haciendo en esta última década. Esto es una motivación para hacer algo nuevo y fascinante. El equipo es solo la herramienta con la que nos gusta trabajar. Es raro ver la cantidad de cosas que hay. Piensas que ya has oído todo, y entonces puedes remover hasta lo más profundo y encontrar algo realmente bueno. Soy un gran seguidor de Yellow Magic Orchestra. Su música continúa teniendo uno de los sonidos más futuristas que se hayan hecho nunca.

La banda S U R V I V E tocando en Austin
De Austin al mundo: S U R V I V E cada vez gana más adeptos entre el público internacional.
Foto: Ashley Park

¿Cómo encontráis el equilibrio perfecto entre innovación y tradición?
Kyle Dixon:
 Yo escucho también una gran cantidad de música nueva. No estamos anclados en la historia ni reivindicamos que 1981 sea la cima de todo o que cualquier cosa que se haya hecho después no merezca ser escuchada. Así que procuramos encontrar un buen equilibrio.

Michael Stein: Estamos abiertos a cualquier tecnología. También usamos software moderno. Puede que a la gente le guste escuchar ese auténtico sonido nostálgico de nuestra música, pero en realidad hay muchos elementos modernos en ella. Al mismo tiempo, somos también unos tipos de los noventa: somos seguidores de Warp Records, nos gusta Richard D. James/Aphex Twin y todo el género IDM (música inteligente de baile, el editor).

Casi todos los sintetizadores analógicos de época están ahora disponibles como complemento de software. Sin embargo, S U R V I V E trabaja con todo ese grande y pesado equipo original sobre el escenario. ¿Es esto una afirmación artística?
Michael Stein:
 Venimos de un mundo de estudio donde el tamaño y el peso de tu equipo realmente no importa, de modo que cuando comenzamos a tocar en directo quisimos mantener nuestro montaje tan cercano a esto como fuera posible. Hay muchos artistas de música electrónica que llegan con un ordenador portátil, pulsan play y eso es todo, pero nosotros no queríamos perder la sensación de interactuar con máquinas reales.

Vosotros dos compusisteis la banda sonora y partitura del gran éxito de Netflix «Stranger Things», una serie que no solo ha recibido dos nominaciones a los Globos de Oro, sino que ha traído a la memoria clásicos del cine fantástico como «Poltergeist» o «E.T.». La música parece haber llegado aquí y ahora directamente desde una cápsula del tiempo de los primeros años de la década de los ochenta. ¿Cómo entrasteis en el espíritu de aquella época?
Michael Stein:
 Componer música para películas es complementario. Es muy diferente de lo que hacemos como banda. Pero también muestra mucha más emoción con más vibraciones sentimentales. Hicimos muchas cosas que no haríamos para un disco de S U R V I V E. Es difícil de explicar: en una actuación puedes desarrollar mucha más diversidad. Intentas crear música que cuente una historia y hay mucho más dentro de esa historia que solo su lado oscuro. Estamos muy orgullosos de haberla hecho.

«La banda sonora de Stranger Things abrió muchas puertas».
Michael Stein

¿Han cambiado mucho las cosas que os rodean desde Stranger Things?
Michael Stein:
 Creo que sí. Indudablemente nos abrió muchas puertas. La gente te invita a sus fiestas. A veces es muy raro, aunque tampoco pienso mucho en ello. Normalmente haces algo porque falta algo. Quieres componer una canción porque esa canción no existe. Esto es lo que nos mueve. Lo que hacemos es lo que queremos para nosotros mismos.

Austin es muy famosa por su música blues y rap. ¿Qué hace que sea un gran lugar para una banda de sintetizadores?
Kyle Dixon:
 Difícil pregunta. Afortunadamente, aquí tenemos una tienda llamada «Switched on». En principio, es un poco complicado encontrar viejos instrumentos y sintetizadores. La mayoría de ellos los encuentras en Internet. Pero cuando abrió la tienda, le dio al público la opción de ir y tocar con instrumentos a los que normalmente la gente no tiene acceso. Esto representó una parte. Y además, muchos de nuestros amigos estaban intentando hacer música similar. A partir de esto evolucionó una movida con solo ver a otras personas haciéndolo. Ahora son pocas las bandas electrónicas que hay aquí, y Austin está definitivamente dominada por el rock, el indie rock y el blues, aunque en los últimos cinco años la música electrónica se ha abierto paso.

Los músicos de la banda S U R V I V E en un sofá
El éxito de la banda sonora de Stranger Things abrió nuevas puertas a la banda.
Foto: S U R V I V E

¿Sois todos de Austin?
Kyle Dixon: Todos vivimos ahora en Austin. Adam (Jones), Michael y yo mismo somos originarios de Dallas. Nos conocemos desde que teníamos 13 años. Ya éramos amigos mucho antes de que empezáramos a grabar música juntos. Adam y yo íbamos a una escuela que estaba a 30 minutos al sur de Austin. Allí es donde conocimos a (Mark) Donica. Compartíamos los mismos gustos y preferencias musicales, de modo que entró en escena. Comenzamos a grabar y nos gustó lo que hicimos, y así surgió la banda.

¿Cómo cambia la ciudad en primavera durante el SXSW?
Kyle Dixon:
 Aquí viene gente de todo el mundo. Es un festival de música gigante, hay en la ciudad una gran cantidad de bandas, los artistas se conocen y amplían sus contactos. Es un buen entorno para ver gente que hace cosas que tú respetas. Y hay también una gran diversidad. Puedes ver a tu rapero, músico folk o estrella del pop favorita, lo que sea. Pasan tantas cosas… Es un evento único que no puedes ver en ningún otro lugar.