El think tank smart lab despliega una innovadora oferta de servicios para los modelos smart. Con los servicios smart «ready to drop» y smart «ready to share», la marca establece nuevas pautas en materia de movilidad versátil. Carina Sandbrink, Product Lead de smart lab, recuerda el pasado y nos invita a mirar hacia el futuro.

Estos días estaban marcados en rojo desde hace tiempo en el calendario de Carina Sandbrink. En dos eventos en Berlín se encuentra con líderes de opinión de las redes sociales, del panorama online y de la economía startup. En su equipaje lleva ideas para los pioneros urbanos que se han preguntado cómo pueden dar un uso aún más versátil a sus vehículos: smart «ready to drop», servicio con el que el coche se convierte en un buzón para paquetes, y smart «ready to share», con el que se puede alquilar el smart, por ejemplo, a amigos y vecinos. La resonancia de la ponencia de Carina Sandbrink en la Mercedes-Benz Social Media Night en el Mercedes-Welt de Berlín es lógicamente grande. Al día siguiente presenta los servicios «ready to» en la conferencia digital y sobre innovación re:publica en una serie con innovaciones de Daimler como car2go, croove y Startup Autobahn; también aquí se palpa el espíritu de optimismo.

Carina Sandbrink realiza una ponencia sobre el smart lab en re:publica
Carina Sandbrink presenta el trabajo del smart lab.

Señora Sandbrink, usted trabaja para una marca de automóviles en un departamento cuyo nombre lleva la palabra «laboratorio»: seguramente habrá tenido que explicar muchas veces qué es lo que ocurre en él. ¿Cómo describiría usted su trabajo?
Carina Sandbrink: El smart lab es el think tank para los nuevos servicios connected car de smart. Trabajamos en varios servicios basados en la connectivity box – la cajita detrás del parabrisas que ya conocen porque se utiliza con éxito en car2go. Las funcionalidades principales de esta tecnología online son localizar, abrir y cerrar el vehículo, pero gracias a ella son posibles otras cosas, por ejemplo, nuestros dos servicios smart «ready to drop» y smart «ready to share».

Usted tiene un vínculo particular con smart «ready to drop», el primero de los smart services «ready to» – la idea surgió de su experiencia personal …
Carina Sandbrink: Así es (ríe). Ya he desperdiciado demasiado tiempo en las colas de espera de correos para recoger un paquete. Fue eso lo que suscitó la idea de smart «ready to drop» – la entrega de paquetes en el maletero.

Desde principios de 2017 está en marcha la fase beta de smart «ready to drop», en la que usuarios de diversas ciudades alemanas están probando el servicio. ¿Cómo están siendo las reacciones?
Carina Sandbrink: La primera vez que lo cuentas, la gente suele reaccionar con sorpresa. Todo el mundo conoce el problema que he citado antes, tener que esperar en la cola después de trabajar o en sábado. Por ello, a la gente le encanta nuestra solución. Cuando iniciamos la prueba piloto, recibí cantidad de e-mails con fotos o vídeos y el mensaje de que este o el otro paquete había llegado. Aquello me encantó. Por supuesto, trabajamos constantemente en seguir mejorando el servicio, ampliando las opciones de pedido o simplificando aún más el manejo.

Carina Sandbrink junto a un smart ready to drop rojo
En la Mercedes-Benz Social Media Night, Sandbrink respondió las preguntas del público.

Los términos como fase beta o prueba piloto no se suelen utilizar en el sector del automóvil ya que un vehículo sólo se puede lanzar al mercado como producto acabado. ¿Ha tenido que cambiar mucho su forma de pensar?
Carina Sandbrink:
Los nuevos servicios de movilidad y la competencia han cambiado mucho el entorno de un fabricante de automóviles. Con los nuevos servicios connected car tenemos que trabajar de otra manera y tenemos menos tiempo para lanzarlos al mercado. Pero ese espíritu de optimismo y las muchas ganas de probar nuevos productos y servicios están con nosotros desde hace mucho tiempo. Por ejemplo, un enfoque muy interesante es hacer del cliente un co-creator e involucrarlo en el desarrollo del producto. Al mismo tiempo, estos conocimientos se contrastan con los datos reales derivados del comportamiento del usuario. Este enfoque es muy económico ya que se trabaja concretamente en las ofertas que el cliente desea.

Sandbrink riendo
Sandbrink celebra el espíritu de optimismo del consorcio.

Desde junio de 2017 smart «ready to share» amplía la oferta de servicios. Este servicio permite a los usuarios autorizados compartir su smart con amigos y vecinos mediante una app. Después de que muchos habitantes de las ciudades se han acostumbrado ya al carsharing: ¿qué aceptación tiene esta idea?
Carina Sandbrink:
Muy buena, las primeras reacciones han sido muy prometedoras. Un ejemplo: inmediatamente después de mi ponencia en la Mercedes-Benz Social Media Night, uno de los asistentes se dirigió a mí entusiasmado y me dijo que quería ofrecer su coche durante su horario de trabajo para servicios sin fines de lucro. Tuve la impresión de que esta idea se le ocurrió durante la ponencia y esto muestra lo interesante que es ver como reacciona la gente – tanto si desean refinanciar su coche, como si quieren devolver algo en aras del interés general.

El robot Pepper junto a un smart ready to drop azul y paquetes de DHL
El robot informativo Pepper saluda a potenciales probadores beta en el stand informativo.

¿Se puede decir que estos dos servicios son la base de la idea fundamental de los smart services?
Carina Sandbrink:
Sí, con los servicios «ready to» reunimos todos los puntos fuertes de nuestra marca: los vehículos perfectos para la ciudad y la tecnología de car2go y los servicios de movilidad – the best of both worlds. De este modo podemos ofrecer a nuestros clientes algo totalmente nuevo. Las excelentes propiedades del smart son ya conocidas: tiene un diámetro de giro reducido, es perfecto para aparcar. Pero con los servicios «ready to» intentamos ahora definir de nuevo el significado de la movilidad urbana.

Volvamos al smart lab: ¿Cómo llegó allí?
Carina Sandbrink:
Después de estudiar en la Universidad de las Artes de Berlín, fue la investigación de tendencias y de futuro lo que me llevó a Daimler. En el marco del programa de prácticas de Daimler, estuve también en car2go. Allí empezó a brotar la idea de utilizar la tecnología del servicio de carsharing, de fiabilidad más que probada, para poder ofrecer servicios totalmente nuevos junto con los vehículos de los clientes finales. Cuando le presenté a mi jefe el concepto de ready to drop, se mostró muy abierto. Como yo no había llegado con una formación típica en materia de automóviles, ya conocían mis ideas salvajes de este tipo (se ríe).

Sandbrink pronuncia un discurso en la re:publica 2017
Sandbrink continúa en la re:publica en Berlín.

¿Reina en el smart lab un espíritu pionero especial?
Carina Sandbrink: El espíritu pionero está profundamente enraizado desde el principio en la marca smart, que se concibió ya en 1998 como concepto de movilidad. smart adquirió ya entonces un papel de pionero con el biplaza smart fortwo y esto lo continuamos ahora con los servicios «ready to». Yo misma soy una apasionada de la marca smart, por eso mi principal deseo es hacer nuestros vehículos atractivos y hacer la vida en la ciudad más fácil a nuestros clientes.

«Con los servicios «ready to» intentamos definir ahora de nuevo el significado de la movilidad urbana.»
Carina Sandbrink

¿Debe tener un departamento tan innovador también una estructura nueva?
Carina Sandbrink: Sí, yo diría que somos una especie de bandada. Algunos de mis colegas trabajan en el Daimler Mobility Service, otros en car2go, otros en smart. Trabajamos muy dinámicamente y todos estamos muy motivados por trabajar en nuevos servicios y por redefinir la movilidad compartiendo nuestros resultados con todo el consorcio y con la marca hermana Mercedes-Benz.

Con la nueva estrategia de consorcio CASE Daimler agrupa las áreas de conectividad, conducción autónoma, carsharing con servicios relacionados con el coche y electromovilidad. smart está a la cabeza en varios de estos temas. ¿Qué opina del papel de la marca dentro del consorcio?
Carina Sandbrink:
Se percibe un viento fresco dentro de la empresa. Es fantástico estar aquí ahora ya que la industria está a las puertas de un cambio radical en términos de movilidad. Queremos aprovechar nuestras ventajas en smart, ser una lancha rápida que contribuya a la transformación digital en Daimler.

Después de su intervención en re:publica, Carina Sandbrink se sienta en una tumbona en el exterior
Sandbrink espera grandes cambios en materia de movilidad.

¿Cómo se mueve usted?
Carina Sandbrink:
De forma intermodal y flexible. En mi mezcla de movilidad hay de todo – bicicleta, taxi, coche y transporte público.

Carina Sandbrink delante del cartel con el lema de la re:publica-2017, «Love out loud»
Como Produkt Lead para ready to drop de smart lab, Sandbrink quiere hacer más fácil la vida urbana para los clientes de smart.