Los gimnasios son, por lo general, lugares poco sugerentes: están repletos de ruidosas máquinas y la música suena a todo volumen. Biofit, un nuevo concepto de entrenamiento premiado, combina fitness con elementos naturales. Su fundador, Matt Morley, planea abrir dentro de poco el primer estudio en Calgary, Canadá.

Cuando Matt Morley se mudó a Sudáfrica era un chico de ciudad confeso. Creció en Londres y nunca vivió una estrecha relación con el campo. Como deportista entusiasta, el entrenamiento, a menudo en interiores, formó una parte importante de su vida ya desde su juventud temprana. Pero Ciudad del Cabo, con sus paisajes montañosos y sus playas de arena dorada y aguas turquesas, transformó profundamente su perspectiva sobre el fitness y la vida.

Matt Morley subiendo por una cuerda en su gimnasio natural
El fundador Matt Morley descubrió su pasión por el fitness al aire libre.

Dejó completamente de ir al gimnasio y, en su lugar, decidió satisfacer su ansia de ejercicio físico aventurándose en espacios al aire libre, haciendo surf, kickboxing y practicando yoga en la gran cantidad de espacios abiertos de la ciudad. Tres años viviendo en Ciudad del Cabo desataron su pasión por conectar con la naturaleza.

«Cuando regresé a Europa comprendí lo maravilloso que es estar al aire libre y no necesitar equipo para entrenar, es decir, prescindir de las típicas máquinas», comenta ahora con 36 años. «Se puede hacer muchas cosas sin ellas. Y me di cuenta de que los gimnasios de las ciudades son bastante aburridos y poco estimulantes».

Diseño biofílico inspirado en la naturaleza

Biofit es un concepto que ofrece un diseño de gimnasio y clases grupales de fitness inspirados en la naturaleza, una alternativa a los gimnasios sin ventanas y con la música a todo volumen repletos de metal y plástico que abundan en ciudades de todo el mundo. El año pasado, Morley ganó el New Concept Award en la reconocida FIBO Global Fitness Fair. Está previsto que pronto abra el primer gimnasio afiliado en Calgary, Canadá.

En colaboración con la arquitecta y paisajista Lily Jencks, Morley convirtió el diseño biofílico en un aspecto clave del gimnasio, un planteamiento centrado en principios de diseño de bienestar.

interior natural y equipos en el gimnasio natural Biofit
Materiales naturales: el primer gimnasio Biofit.

En el diseño biofílico ningún detalle es demasiado pequeño. ¿Cuál es la calidad de la luz? ¿Cuántas plantas hay? ¿Qué pueden oler los visitantes al entrar? Todo en el gimnasio Biofit está pensado para ofrecer a los miembros un apacible oasis que aumente su sensación de bienestar y a la vez optimice su entrenamiento.

Como es bien sabido, esto es algo que empresas tecnológicas de Silicon Valley como Google y Facebook han adoptado en sus espacios de oficinas, lo que hace que los empleados estén más contentos, sean más positivos y se sientan con más energía. Y Biofit es el primero en aplicar esta filosofía al gimnasio.

Así pues, en lugar de máquinas de cardio alineadas por decenas y pesas de hierro apiladas en interminables filas, en un gimnasio Biofit encontrarás una mezcla de sacos de arena, pelotas, pesas y cuerdas, todo elaborado con materiales naturales de primera calidad como madera, lona, bambú y piel. Y en vez de televisiones de pantalla plana gigantes y paredes de espejo en cada esquina, estarás rodeado de plantas, colores, texturas y olores que reflejan el mundo natural.

«Para mí, los gimnasios contemporáneos son lugares sin alma que no animan a la gente a entrar en acción y moverse», dice Morley. «En términos de iluminación, calidad del aire, ruido u olores no son necesariamente espacios saludables. Estos aspectos suelen ignorarse a favor de más maquinaria y más metal que levantar».

Fitness para la vida diaria

«No se trata de ser un especialista», apunta Morley sobre la filosofía de entrenamiento de Biofit. «Más bien se trata de ofrecer a la gente un planteamiento completo de lo que significa ser un individuo saludable y en forma». Con Biofit, no solo incorporó naturaleza a la estética del gimnasio, sino que además hizo que formara parte importante de sus métodos de entrenamiento.

«Llevamos sobre la Tierra 3500 millones de años; el fitness actual es solo un punto minúsculo y prácticamente irrelevante», continúa. «En el sentido más amplio, como humanos, ¿qué necesitamos? Necesitamos fuerza simplemente para vivir el día a día, y es crucial moverse bien y adquirir conciencia de cada parte de tu cuerpo cuando estás haciendo algo».

equipos fabricados con materiales naturales en el gimnasio Biofit
En el estudio puede encontrarse madera, bambú, lona o piel.

Biofit renuncia al entrenamiento cardiovascular repetitivo y al levantamiento de pesas que ofrecen la mayoría de gimnasios y propone un planteamiento más natural y divertido para la salud, pensado a largo plazo. Centrándose en áreas clave de movimiento y movilidad, fuerza y resistencia, juego y lucha, los miembros de Biofit entrenan mediante una mezcla dinámica de ejercicios isométricos, pliométricos explosivos, técnicas de combate, así como ejercicios de agilidad y de mindfulness para realizar un entrenamiento holístico.

Los ejercicios en clase hacen que se produzca una interacción social, lo que a su vez añade atractivo, motivación y eficacia a la sesión. «Ya se trate de escalar, gatear, saltar o girar —todo pequeñas cosas que quizás no se ven en el fitness actual— lo realmente importante es adoptar una visión global», explica el emprendedor.

Las ciudades mejoran su visión del fitness

Para Morley, las ciudades generalmente deberían pensar de forma innovadora, y más cuando se trata de garantizar que sus habitantes tengan fácil acceso a estimulantes equipos de fitness de exteriores. «Nunca hay suficientes espacios verdes o posibilidades para el movimiento, el ejercicio o el fitness», comenta.

«Hay que reconocer que cada persona quiere una cosa diferente; algunas quieren una pequeña pista para correr de 500 metros y para ellos eso cambiaría el mundo. O simplemente un camino por el que hacer un poco de footing por las mañanas. Pero si no se incorpora ninguna de estas cosas en los espacios públicos o en los planes urbanísticos, se está perdiendo una oportunidad».

Para Morley lo importante es animar a la gente a que se divierta, a venir con amigos y entrenar de formas ligeramente diferentes. Para él, Suecia y los Países Bajos son los pioneros en cuanto a gimnasios al aire libre. «Tienen algunas instalaciones de entrenamiento al aire libre verdaderamente interesantes. ¿Por qué no hay más ideas que aporten algo más de curiosidad y emoción?»

Matt Morley entrenando con un saco de arena en su gimnasio natural
En Biofit levantas sacos de arena en lugar de mancuernas.

Desconexión de un estilo de vida digital siempre conectado

Ahora que las metrópolis de todo el mundo continúan expandiéndose y densificándose, conseguir un toque de naturaleza es de vital importancia. Es una manera eficaz de desconectarse del estilo de vida digital siempre conectado para liberarnos del estrés.

Como las autoridades municipales todavía no han descubierto los innumerables beneficios de las instalaciones inteligentes de entrenamiento en exteriores y dado que el acceso a espacios verdes y abiertos no siempre es posible debido al mal tiempo, a la contaminación del aire o a la gran distancia desde el trabajo o la casa, el concepto Biofit es lo siguiente mejor: entrenamiento de fitness enfocado a la vida realizado en entornos inspirados en la naturaleza, bien pensados y meticulosamente diseñados.

Matt Morley en posición de boxeo
En Biofit te espera un entorno de entrenamiento equilibrado y saludable.

Con la apertura inminente de este primer gimnasio en Calgary (la ubicación perfecta para Biofit, considerando que la ciudad está cubierta por un manto de nieve durante seis o siete meses al año), Morley va a marcar su primer hito para ayudar a reconectar a los entusiastas del gimnasio con la naturaleza.

«No tengo la posibilidad de construir un parque. No participo en la planificación urbana y tampoco trabajo para el gobierno local, pero puedo coger un local comercial y convertirlo en un gimnasio verde y suministrar una pequeña dosis de vitamina de naturaleza, antes del trabajo, después del trabajo, a la hora del almuerzo, algo que de otro modo no estaría presente en tu día a día», apunta. «Para mí, eso es más que suficiente».

Para más información sobre Biofit, visita su sitio web.