Un paseo por las metrópolis del mundo, un vuelo por el Gran Cañón y luego una vueltecita por la órbita terrestre – ¿en sólo una tarde? La versión de Virtual Reality de Google Earth lo hace posible, cómodamente desde el salón. El programa es una de las aplicaciones de realidad virtual más impresionantes del mercado.

Unos diez años después de la llegada de Google Earth, Google ha lanzado una versión gratuita de realidad virtual de su software. El gigante americano de la técnica promete que todos los lugares de nuestro planeta serán transitables – un mapa de alrededor de 197 millones de millas cuadradas.

Una mujer contempla la tierra con Google VR
El mundo al alcance de la mano.

Google Earth VR está disponible primeramente para los sistemas de realidad virtual HTC Vive y Oculus Rift. Las gafas y su controlador cuestan unos 900 euros. Mediante drag & drop, el usuario puede hacer viajes por las grandes metrópolis del mundo como Nueva York o París, o deambular entre los rascacielos de Tokio.

Experiencias impresionantes gracias a la realidad virtual

Las visitas virtuales a los lugares más destacados de los viajes turísticos como la Torre Eiffel o el Golden Gate Bridge son realmente impresionantes. La forma de funcionar es parecida a la de Google Earth – con la gran diferencia de que uno tiene el mundo ante sus ojos de forma tridimensional.

«Hay una gran diferencia entre leer una descripción sobre cómo es un paseo por París, ver un vídeo sobre París o visitar de verdad la capital francesa», subraya Clay Bavor, Jefe de VR de Google en una entrevista con la publicación Popular Science. «Creo que VR permite vivir las cosas más directamente y obtener un acceso más amplio a este tipo de información.»

Visitas guiadas

Cuando el exceso de opciones impide encontrar el destino del viaje a la primera, también se puede elegir una de las visitas guiadas de Google Earth VR. Los turistas virtuales pueden admirar así la catedral de Florencia, el famoso cruce de Shibuya o los Alpes suizos. La aplicación podría adquirir una nueva dimensión en un futuro próximo mediante la interacción con los usuarios: éstos no sólo podrán explorar el mundo, sino también crear sus propias visitas y compartirlas con los amigos.

Página de aterrizaje de Google Earth VR
Visitas guiadas para trotamundos.

No obstante, la aplicación no puede sustituir a un viaje de verdad por el mundo: el usuario «se desliza» a toda velocidad por desiertos, acantilados o rascacielos. Pero Google Earth VR es perfecto para entender el tamaño y la variedad tan enormes de nuestro planeta. El aura de un lugar se seguirá percibiendo mejor con todos los sentidos – y con los propios ojos.

Primeras impresiones de Google Earth VR:

youtube teaser image

La aplicación está disponible para los sistemas HTC Vive y Oculus Rift. Para más información, visita el sitio web de Google Earth VR.