Imagina que pudieras recoger los gases de escape de los automóviles y aprovecharlos para algo positivo. La start-up radicada en Bangalore Graviky Labs ha inventado un proceso para convertir el aire contaminado producido por los vehículos a motor en verdadera tinta. Ahora, artistas callejeros de todo el mundo utilizan la sustancia negra para crear murales que pretenden concienciar a la población sobre la calidad del aire que respiramos.

En tiempos de urbanización masiva global, las ciudades cada vez se ven más abrumadas por la contaminación del aire. Pero estas oscuras nubes tóxicas también tienen su parte buena: la mala calidad del aire está dando lugar a un soplo de ingenio creativo para abordar el problema. Mientras que muchos gobiernos no encuentran soluciones oportunas, artistas, diseñadores e ingenieros de todo el mundo ayudan a llenar el vacío existente.

Graviky Labs está tratando el problema con bastante ingenio. Desde su base en la India, donde se encuentran 13 de las 20 ciudades más contaminadas del mundo, la empresa ofrece una idea única para abordar la contaminación que se extiende por todo el país: transformar los gases de escape de vehículos a motor en tinta.

Un nuevo producto para combatir la contaminación

El propósito de Graviky Labs, según su cofundador y director de desarrollo empresarial Nikhil Kaushik, es crear al mismo tiempo una solución para la contaminación atmosférica y concienciar a la población del problema. Kaushik y sus colegas han pasado los últimos años desarrollando y patentando «tecnología Kaalink», un filtro de escape supereficiente que puede adaptarse a los tubos de escape de automóviles, barcos y chimeneas para recoger el 95 % de sus emisiones y así «capturar la contaminación del aire antes de que pase al medio ambiente», comenta Kaushik.

El carbono emitido se recoge, se lleva al laboratorio y se convierte en tinta, denominada oficialmente Air-Ink. Al igual que cualquier otro tipo de tinta, Air-Ink puede utilizarse para una gran variedad de productos de consumo, desde marcadores y pinturas en aerosol a cartuchos para impresora.

varias botellas con Air Ink
Un lote de tinta de partículas de emisiones.

De aire contaminado a tinta

La producción de tinta negra normalmente requiere el consumo de combustibles fósiles. Lo que hace destacar a Air-Ink es que recicla la combustión incompleta de combustibles fósiles que ya se han utilizado. Graviky Labs afirma que un marcador contiene los gases de escape emitidos por un automóvil diésel estándar en marcha durante 45 minutos. ¡Bastante impresionante! Más asombroso aún es descubrir que Graviky, en su corta vida y según sus propias declaraciones, ya ha limpiado más de 1,6 billones de litros de aire, que han producido 770 litros de Air-Ink.

los diferentes productos ofrecidos por Graviky Labs
Graviky Labs ofrece una gama de productos que incorporan su tinta.
seis muestras de partículas de emisiones
Muestras de partículas de emisiones.

 

Crear conciencia en todo el mundo

Una muy exitosa campaña de crowdfunding en Kickstarter ayudó a lanzar el proyecto y llevarlo a la práctica. Los donantes recibían juegos de productos Air-Ink en función de la cantidad aportada. La campaña atrajo la atención en todo el mundo. Kaushik atribuye el éxito de Graviky Labs a «su capacidad para facultar a las personas para resolver el problema de su huella de carbono». Según parece, el enfoque único de la empresa ha tocado la fibra sensible de personas en todo el mundo.

persona vertiendo tinta de motor en un pequeño tarro de cristal
Una campaña en Kickstarter ayudó a lanzar el proyecto.

Menos contaminación, más arte

Graviky Labs colaboró con una marca de bebidas de Singapur para crear una campaña en la que se emplea tecnología Kaalink para capturar los gases de escape de los camiones de reparto de sus bebidas. Se encargó a ilustradores de todo el mundo que realizaran obras de arte utilizando productos Air-Ink y así generar conciencia sobre el problema de la calidad del aire que respiramos. El artista callejero Buff Monster creó un hermoso dibujo en blanco y negro en una acera de Manhattan titulado «Esta obra está pintada con contaminación del aire».

Así pues, mantén bien abiertos tus ojos cuando admires el arte callejero de tu ciudad. Algunas de las etiquetas, caligrafía y grafitis pueden ser algo más que solo tinta en la pared.

Para saber más sobre Graviky Labs, visita su sitio web. 

mujer arrodillada con varios dibujos hechos con tinta
Los artistas enseguida comenzaron a participar utilizando la tinta.