Ubicación, confort y precio: éstos eran los requisitos que se exigía antes a los hoteles de escapada a la ciudad. Hoy en día, el viajero se preocupa también de lo que hace el hotel por el medioambiente. Diez hoteles a los que escaparte con la conciencia tranquila y verde.

Inspira Santa Marta Hotel, Lisboa

El hotel boutique de 4 estrellas Inspira Santa Marta en el corazón de Lisboa no sólo se ha situado como «retiro urbano», sino que también se ha comprometido con el medio ambiente. Con sauna, yacuzzi, baño de vapor, salas de tratamiento y de fitness, ofrece distintas posibilidades de relajación para compensar la vida agitada de la capital de Portugal.

Con ayuda de las más modernas tecnologías, así como de los principios del Feng-Shui, de siglos de antigüedad, el personal crea armonía y equilibrio entre el hombre y la naturaleza. La luz, el color, una energía vibrante y materiales selectos generan además una atmósfera extraordinaria.

El hotel invierte en estrategias y medidas sostenibles que tengan un efecto mínimo en el entorno, desde materiales de construcción sostenibles hasta un uso ahorrativo de los artículos de consumo.

Viu Milan, Milán

Al borde de la Chinatown de Milán, entre monumentos con siglos de antigüedad, boutiques de lujo, cafés, bares y restaurantes tradicionales, se encuentra el moderno Viu Milan. Construido con materiales respetuosos con el medio ambiente, este lujoso hotel llama la atención por sus ostentosas fachadas de cristal.

Su gran jardín vertical de flores de jazmín, enredaderas de rosas y glicinias italianas se puede interpretar como un homenaje al emblemático «Bosco Verticale» local del arquitecto Stefano Boeri. En el interior, cada piso impresiona con su propia decoración y sus propios materiales.

Uno de sus puntos destacados es la amplia azotea con su gran oferta de piscina, spa, yoga y deporte. Entre bellos olivos, desde aquí se puede disfrutar de una espectacular panorámica de 360 grados sobre la ciudad.

El vestíbulo del hotel sostenible Viu Milan de Milán
Lujo con materiales respetuosos con el medio ambiente.
Foto: Hotel VIU Milan
Piscina en la azotea del Viu Milan
Azotea con vistas a Milán.
Foto: Hotel VIU Milan

Almodóvar Hotel, Berlín

Materiales naturales y sostenibles y diseños orgánicos se combinan en el Almodóvar con placeres sensuales y éticos. El primer bio-hotel de diseño de Berlín con cocina vegetariana ofrece ambiente urbano, sostenibilidad practicada y un elevado nivel de bienestar.

También las habitaciones están decoradas con un enfoque muy ecológico. Friedrichshain, barrio de moda de Berlín, ofrece además de muchas atracciones turísticas propias una conexión ideal para hacer excursiones a los distintos barrios de la ciudad.

Después de éstas, la sauna o los oasis de inspiración japonesa de la zona de wellness y spa permiten disfrutar de un descanso relajado. El restaurante mima a sus clientes con tapas, comidas mediterráneas, y también vinos y cócteles biológicos.

Fairmont Waterfront, Vancouver

Vancouver tiene un objetivo ambicioso: para el año 2020 quiere convertirse en la metrópolis más verde, más ecológica y más sostenible del mundo. Con diversas medidas para la limpieza del aire, la prevención de residuos, el fomento de la electromovilidad y los edificios verdes, es una de las ciudades más activas que se han comprometido con el tema.

También los hoteles persiguen este ambicioso objetivo sin prescindir por ello del lujo; éste es el caso del Fairmont Waterfront, un hotel diseñado para familias, cuya instalación de recuperación del calor le permite ahorrar más de 300.000 kilovatios hora de corriente.

Con su cocina de inspiración internacional, el Fairmont se encuentra en el animado barrio del puerto, punto de partida ideal para hacer distintas excursiones por la ciudad y salidas de tiendas, visitas a pubs o restaurantes o largas rutas de senderismo y bicicleta por el Stanley Park, el mayor parque urbano de Canadá.

Savoy, Londres

Londres es uno de los destinos turísticos más queridos del mundo. El legendario Hotel Savoy, fundado en 1889 cerca del Covent Garden y en el que ya residieron huéspedes como Charlie Chaplin y Marilyn Monroe, es uno de los más lujosos de la capital británica y ofrece ya al llegar una pequeña atracción: en el acceso al hotel se circula por la derecha, algo único en el Reino Unido.

Después de someterse a un saneamiento que ha durado tres años, esta casa de gran tradición establece nuevos estándares en el sector con sus cambios en la gestión de la energía, el agua y los residuos. Además, un «Green Butler» asesora a los invitados sobre biorestaurantes, ecobares y experiencias de compras sostenibles.

Habitación del Hotel Savoy de Londres
El Savoy: ostentoso pero con conciencia ecológica.
Foto: Hubert Kang

Hotel y Villa Auersperg, Salzburgo

Distinguido como «Anfitrión del año 2017», el Hotel Auersperg ofrece un lugar de retiro ideal pese a su céntrica ubicación. La filosofía de este hotel familiar, decorado con un gran amor por el detalle, se centra en el trato justo a los empleados, los clientes, el medio ambiente y la sociedad. Patrimonio mundial de la UNESCO, Salzburgo invita a hacer largas excursiones con sus distintas atracciones turísticas.

Después, la cafetería y la tetería, así como la terraza soleada de la casa Auersperg con sauna, spa, baño de vapor y diversas ofertas de yoga y masajes invitan a descansar.

Amari Watergate, Bangkok

La capital de Tailandia es también el centro económico y cultural del país. En medio del barrio Pratunam de Bangkok, conocido por sus animados centros comerciales, el Amari Watergate crea un equilibrio entre el lujo high-end y la sostenibilidad.

Con un uso de la energía muy orientado al ahorro de recursos, el hotel ofrece con su confort moderno una compensación ideal al ajetreo de la vida en la ciudad.

El vestíbulo del Amari Watergate de Bangkok
El Amari Watergate ofrece lujo con ahorro de recursos …
Foto: Amari Watergate Bangkok
Una suite del hotel sostenible Amari Watergate
… y confort moderno en la animada ciudad de Bangkok.
Foto: Amari Watergate Bangkok

Hotel Carlton‘s Montmartre, París

Tras las huellas de Picasso y van Gogh: el Hotel Carlton’s se encuentra en medio del querido barrio parisino de Montmartre. Con sus habitaciones decoradas con estilo Art-déco, la casa ofrece un oasis de paz.

Como firmante del programa de sostenibilidad de la Oficina de turismo francesa, se toman medidas para un desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente, así como para el fomento del patrimonio natural y cultural de la región de París.

La azotea del majestuoso edificio de los felices años veinte ofrece unas vistas de ensueño al Sagrado Corazón, a la Torre Eiffel y a la misma ciudad de París, sobre todo por la noche. Su céntrica ubicación ofrece un punto de partida ideal para descubrir París con sus callejuelas, boutiques, galerías y numerosas atracciones turísticas.

Sagrado Corazón de París
Panorámica de postal: el Hotel Carlton’s se encuentra en medio del barrio de Montmartre.
Foto: Flickr / Marko Maras (CC BY 2.0)

Mandarin Oriental, Las Vegas

Casinos rutilantes y palacios de placer en medio del desierto: Las Vegas no se relaciona de inmediato con la sostenibilidad. En la vibrante «Las Vegas Strip», el Mandarin Oriental ofrece sin embargo un oasis del bienestar un tanto especial. Aunque el hotel es de cinco estrellas, renuncia consecuentemente a alojar un casino propio.

Con una fachada hecha de materiales sostenibles, el hotel apuesta por una climatización respetuosa con el medio ambiente, por la luz natural y en su interior por materiales y muebles sin tratar.

Su amplia oferta de spa, deporte y wellness se puede disfrutar también con la conciencia tranquila gracias a sus tecnologías de ahorro de agua.

Cavallo Point, Sausalito

La revitalización de la antigua base militar de Fort Baker constituye un hito en la revalorización de la región de San Francisco. El complejo de lujo Cavallo Point, de cuyos 17 edificios históricos se ha conservado el diseño, se encuentra en las proximidades inmediatas del Golden Gate Bridge, de la Golden Gate Bay, así como del parque nacional del mismo nombre.

En medio de zonas vitivinícolas, pero a tan sólo diez minutos de San Francisco, el complejo es un punto de partida ideal para hacer excursiones variadas. Desde su restaurante, distinguido con estrella Michelin y que adquiere sus productos de las granjas ecológicas regionales, se abre un panorama espectacular al Golden Gate Bridge, el mejor escenario imaginable para terminar una noche en «SF».

Habitación en el Cavallo Point de Sausalito
Esta antigua base militar cerca de San Francisco …
Foto: Kodiak Greenwood
Cavallo Point en Sausalito
… apuesta por alimentos ecológicos regionales.
Foto: Kodiak Greenwood