Daimler tiene en el smart lab su propio think tank para el desarrollo de ofertas digitales para los modelos smart. Las ideas no tienen límites. Jakob Luickhardt, Chief Portfolio Officer del smart lab, organiza el trabajo del equipo dentro y fuera de Alemania.

Encontramos a Jakob Luickhardt ante un pequeño escenario al aire libre entre la multitud. Forma parte del Jurado del Future Cities Pitch, un concurso de startups del Tech Open Air 2017 (TOA). En el escenario, jóvenes innovadores presentan sus ideas para el mundo urbano, que serán evaluadas por Luickhardt y los otros miembros del Jurado. Después, un DJ pone música desde el tejado de un antiguo autobús y llena de sonidos electrónicos el festival que tiene lugar junto al río Spree de Berlín, en el recinto de la antigua emisora de radio de la extinta RDA. Antes de que Luickhardt presente a medio día su propia ponencia sobre los servicios smart «ready to», nos habla en esta entrevista del camino recorrido por el smart lab, desde la primera idea hasta las fases beta actualmente en marcha.

Señor Luickhardt, antes las marcas de automóviles se concentraban principalmente en las ferias de muestras de coches clásicas, hoy también están presentes en todos los festivales importantes del sector de la tecnología y de Internet. ¿Se siente usted en el Tech Open Air tan bien como en una exposición internacional de automóviles?
Jakob Luickhardt: Tengo que reconocer que también me gusta visitar las ferias clásicas de automóviles, me gustan los coches bonitos. Pero aquí en el TOA reina una dinámica y una energía completamente distintas, me encanta formar parte de ellas.

Los miembros del Jurado del concurso de propuestas «Future Cities»
En el Jurado del concurso de propuestas «Future Cities».
Jakob Luickhardt en el Jurado
Los miembros del Jurado discuten

Como miembro del Jurado del Future Cities Pitch, usted acaba de evaluar jóvenes startups. Una de ellas ha presentado su propuesta afirmando que la industria del automóvil se encuentra aún anclada en el pasado. ¿Cómo responde usted a un reproche de este tipo?
Jakob Luickhardt: Daimler y smart trabajan conscientemente orientadas al futuro. Somos conscientes de que tenemos que reaccionar más rápidamente a los cambios en las necesidades de nuestros clientes y del desafío que supone lidiar con la creciente conectividad y con flujos de información completamente nuevos. Estamos trabajando para diseñar la movilidad individual sostenible e innovadora también durante los próximos 130 años.

¿Qué significa en concreto esta estrategia para smart?
Jakob Luickhardt: Estamos haciendo del smart el asistente urbano definitivo. Una cosa está clara: será un asistente customizado. En el smart lab estamos dando los primeros pasos en este sentido. Con nuestra prueba beta, ahora estamos llevando a la siguiente fase nuestras ideas y los servicios presentados hasta ahora como smart «ready to drop», smart «ready to share» o smart «ready to park+». Cada idea necesitará la aprobación del cliente y tendrá que luchar por su territorio.

Jakob Luickhardt del smart lab durante su presentación en el Tech Open Air
Jakob Luickhardt en la Innovation Stage del Tech Open Air.

En Italia ha empezado usted hace poco con el trabajo de los servicios smart «ready to». ¿Qué impulsos espera de allí?
Jakob Luickhardt: Italia es uno de nuestros mercados de clientes finales más fuertes y Roma es la ciudad smart por excelencia. El smart caracteriza la imagen de la ciudad, hay más de 100.000 smart circulando sólo en Roma. Sin embargo, allí es prácticamente imposible encontrar aparcamiento. Un buen amigo de Italia suele comparar el aparcar en Roma con el agua en el desierto. El que encuentre la solución será el rey. Ése es un tema que queremos explorar en profundidad, por eso hemos abierto muy conscientemente el smart lab italiano, de italianos y para italianos. De este modo se pueden satisfacer las particularidades y facetas de un mercado meridional. De nuestros colegas italianos podemos aprender varias cosas, por ejemplo, que con el sharing no se trata únicamente de compartir racionalmente los costes, sino también de un poquito más de amore. Se trata de una vida urbana compartida, compartir es lo principal.

Al contrario que Italia, China es una mercado relativamente joven para smart. Usted estuvo hace poco allí, ¿qué impresiones se ha traído?
Jakob Luickhardt: El mercado chino adquiere cada vez más importancia para smart ya que su volumen de ventas crece constantemente. También recibimos importantes impulsos de los clientes chinos ya que allí están mucho más avanzados con la interconexión digital. Se puede pagar con el smartphone y solicitar servicios digitales en todas partes, es algo que ya forma parte de la realidad diaria. Determinar las sinergias adecuadas para integrar la conectividad del vehículo va a ser una tarea muy interesante.

Después de su ponencia, Jakob Luickhardt habla con visitantes del TOA
Jakob Luickhardt en el Tech Open Air de Berlín…
Jakob Luickhardt discute con un visitante del TOA
… e intercambiando opiniones con espectadores después de su ponencia.

¿Cómo utiliza usted estos conocimientos para adaptar localmente los servicios smart «ready to»?
Jakob Luickhardt: Nosotros nos hemos propuesto hacer la vida más fácil para las personas que viven en las ciudades de todo el mundo, ésta es nuestra gran visión. Por supuesto, cada ciudad, cada región tiene sus particularidades. Berlín no se puede comparar con Pekín. Por eso creemos que lo que hace falta es un conjunto de medidas, un ecosistema de soluciones inteligentes relacionadas con el automóvil y la movilidad. Al final es el usuario en su entorno urbano el que debe decidir qué funciones pueden ser ventajosas para él. Por ejemplo, si tengo dificultades para recibir paquetes, o si, como ocurre en Pekín, hay limitaciones en el tráfico urbano que permiten que en determinados días sólo circulen vehículos con número de matrícula par o impar. Cada usuario se hace con aquello que necesita, como las apps de los smartphones.

Su ponencia en la Innovation Stage de Tech Open Air lleva el título «Co-creating the mobility future now». ¿Con quién quiere usted co-crear el futuro?
Jakob Luickhardt: Con los clientes. Implicar a los clientes desde el principio es a nuestro entender la mejor forma de asegurarse de que nuestro producto satisface perfectamente las necesidades del grupo de destino. Ésta es la nueva realidad: los consumidores y los usuarios se emancipan, tienen ganas de participar. No estamos hablando de pequeñas mejoras: de la colaboración con nuestros probadores beta resultan funciones verdaderamente importantes. No sólo queremos desarrollarnos desde fabricante de automóviles a proveedor de servicios de movilidad, queremos convertirnos en el solucionador de problemas urbanos 2.0.

Entrevista con Jakob Luickhardt
Jakob Luickhardt allana el camino al smart lab hacia los mercados internacionales.
Jakob Luickhardt del smart lab
Jakob Luickhardt, Chief Portfolio Officer del smart lab

¿Se puede ampliar esta idea y en el futuro considerar los servicios smart «ready to» como una plataforma de desarrollo abierta?
Jakob Luickhardt: Estamos al principio del camino. El tema del coche conectado es relativamente joven aún. Con nuestros proyectos smart «ready to drop» o smart «ready to share» tuvimos la ventaja de nuestra cooperación con car2go y de ocho años de experiencia con la tecnología de la connectivity box, un transmisor digital instalado en el parabrisas del smart. En el futuro nos abriremos y concederemos acceso también a los desarrolladores de fuera, pero seguiremos creando nuestras propias buenas ideas Al mismo tiempo estamos en un intenso intercambio con socios del que surgen ideas muy interesantes.