Arquitectos visionarios liberan árboles, arbustos y plantas del suelo y los suben a las alturas. Éste es nuestro Best-of anual de jardines y granjas verticales y de fachadas verdes.

Un complejo de edificios forestado para Liuzhou, China

El arquitecto italiano Stefano Boeri es algo así como el «padre de los edificios verdes». Con su «Bosco Verticale», dos bloques de edificios con exuberante vegetación en el centro de Milán, ganó el Premio Internacional Highrise de 2014. Después de aquello, el bosque vertical se ha convertido en uno de los temas arquitectónicos más candentes de los últimos años. Con la «Forest City» en la ciudad-prefectura china de Liuzhou, Boeri colma su visión de la ciudad verde. Hasta el año 2020 se construirá a la orilla del río Liuyang un barrio de 175 hectáreas para 30.000 personas con viviendas, hoteles, oficinas y edificios públicos.

Forest City: un bosque de bloques de viviendas
Un bosque de bloques de viviendas en China.
Foto: Stefano Boeri Architetti

La metrópolis verde de Stefano Boeri deberá ofrecer también espacio vital para un mínimo de 40.000 árboles, arbustos, flores y cientos de especies vegetales. Al mismo tiempo, se convertirá en un oasis viviente para insectos, abejas y pájaros. Ya en los planos digitales del proyecto, los edificios se integran perfectamente en el paisaje montañoso que rodea esta zona del sur de China, pero en la práctica la armonía con la naturaleza irá un paso más allá: paneles solares en los tejados reducirán el consumo de energía en la ciudad. La calidad del aire se mejora notablemente con las fachadas ajardinadas y el ruido se atenúa de forma natural. Bienvenidos a un futuro verde y atractivo para vivir.

Una ciudad con fachadas verdes y paneles solares en los tejados
Las visionarias construcciones se integran en el paisaje.
Foto: Stefano Boeri Architetti

Encuentro bohemio en París

Los habitantes de una zona suelen poner los ojos en blanco cuando oyen hablar de un nuevo proyecto hotelero en su barrio. Sin embargo, con el «1Hotel» de París no fue así: este hotel ecológico de lujo se convertirá a partir de 2020 en el oasis verde de la Rive Gauche de París (la orilla izquierda del Sena). El arquitecto japonés Kengo Kuma, al que le fue encargada su construcción, es la persona ideal. En sus propias palabras: «La esencia de mi trabajo es el uso de materiales naturales para diseñar espacios ventilados y abiertos, llenos de la luz del sol.»

En este caso, Kengo Kuma aplicó este principio no sólo al edificio del hotel, sino también a todo el entorno. La fachada juega con recubrimientos irregulares de madera y de metal que dan al complejo un aspecto menos voluminoso y permiten que la luz se refleje. Los innumerables salientes, balcones y patios se utilizan como jardines de fachada y se cultivan con plantas exuberantes. Cafés, espacios de coworking e instalaciones deportivas de los pisos inferiores tienen todos acceso a los jardines urbanos. En el centro de París, pero también en medio de la naturaleza — este hotel ofrece ambas cosas. 

1Hotel de París con balcones y patios como jardines de fachada
Las fachadas se descomponen para ofrecer sitio a pequeños jardines.
Foto: Luxigon
1Hotel por dentro, con recubrimientos irregulares de madera y de metal
La luz natural se refleja en el interior del edificio.
Foto : Luxigon

Una granja visionaria para Shanghái

Normalmente, las personas de una ciudad se abastecen de las granjas e invernaderos de la periferia urbana. Los arquitectos de Sasaki le han dado la vuelta a este principio con su «Sunqiao Urban Agriculture District» en Shanghái: esta superficie de cultivo de 100 hectáreas se encuentra en la mejor zona urbana, entre el centro de la ciudad y el aeropuerto. Dentro de poco, allí se cultivarán lechugas, espinacas, coles y otras verduras de hoja, pero no será en tierras de labranza, sino en forma de hidrocultivos verticales. Las superficies de cultivo se abastecerán de luz de LED, agua de lluvia reciclada y excrementos de peces de la reserva de agua de la instalación, que son un fertilizante de alta calidad.

Para que los habitantes de la ciudad puedan interactuar con esta granja visionaria, la instalación aloja junto a museos y centros de formación, restaurantes, tiendas y un mercado en el que se ofrecen los alimentos cultivados allí. «La producción de alimentos es una de las funciones más importantes de una ciudad», dice Michael Grove, del estudio de arquitectura a cargo Sasaki. Esta afirmación nos puede parecer rara aún, pero quién sabe por cuánto tiempo. 

Visionaria granja vertical para Shanghái con fachada verde
Las granjas verticales son el corazón de esta visión de Sasaki.
Foto: Sasaki Architects

El parque vertical de Bac Ninh, Vietnam

Con sus 270.000 habitantes, la ciudad de Bac Ninh, en el norte de Vietnam, está abarrotada, motivo por el cual recientemente se ha abierto un enorme espacio natural para que la gran ciudad pueda extenderse. Pronto se elevará aquí el nuevo ayuntamiento: un complejo de dos edificios que se apoyan uno en el otro, procedente de la pluma del celebrado arquitecto vietnamita Vo Trong Nghia. Este joven artista de la construcción aprovecha también este proyecto para difundir su mensaje verde: «Las ciudades deben ser junglas urbanas que ayuden a las personas a unirse de nuevo a la naturaleza», afirma.

Y por ello, el proyecto del ayuntamiento de Vo Trong Nhia se asemeja a un parque vertical: cada piso se reviste de verde, a veces con el tamaño de un jardín, a veces como un bosquecillo en el balcón. De este modo, el edificio consigue integrarse suavemente en el entorno, fluir interior y exteriormente en él y ahorrar energía también. Un referente para Bac Ninh, que algún día podría ser conocida como la ciudad jardín de Asia.

Complejo de dos edificios que se apoyan uno en el otro con fachada verde
El edificio se integra con armonía en su entorno.
Foto: Vo Trong Nghia Architects
Fachadas y balcones verdes del parque vertical de Bac Ninh
Una jungla urbana, con balcones.
Foto: Vo Trong Nghia Architects

Una colmena urbana para Estambul

Se coge una cabaña de madera clásica y se multiplica por cien. En el caso de los arquitectos Eray / Carbajo, es así como surge un edificio de viviendas avanzado. En su proyecto «Urban Rural» diseñado para Estambul, el galardondado estudio turco-americano une las casas en una estructura en forma de panal. Los tejados y los balcones se cultivan en abundancia. La estructura hexagonal en forma de colmena reduce al mínimo el consumo de material y los costes de construcción.

El tejado solar y la fachada ajardinada aumentan la eficiencia energética del edificio y su valor recreativo: los árboles y los arbustos delante de las ventanas no sólo sirven de protección contra el sol, sino que además forman parte de una climatización natural. En opinión de Eray / Carbajo, las vistas al verde y a la madera trasladan también la sensación de vivir en el campo a la ciudad. A más tardar esto ocurrirá cuando las abejas zumben de verdad alrededor de la casa verde.

Edificio con estructura de panal
La fachada energéticamente eficiente …
Foto: Eray / Carbajo
Fachada verde que recuerda a un panal de abejas
… recuerda a un panal de abejas.
Foto: Eray / Carbajo