Dra. Ing. Laura Beilstein es la «campeona de dióxido de carbono» de smart. Bajo este término se entiende uno de los temas más importantes de la marca: la coordinación de temas relacionados a vehículos de bajo consumo de combustible y de motores limpios.

El segundo piso de la central de smart en Böblingen tiene un aspecto relativamente sencillo, casi práctico. Allí es donde trabajan los ingenieros que se encargan de los datos técnicos del smart fortwo y smart forfour. Carteles de color están colgados en las paredes del departamento de marketing, en la sala de los diseñadores se pueden observar estéticos estudios de formas. Sin embargo, son los ingenieros quienes se ocupan de los números, los valores y las condiciones que ponen en marcha los vehículos: curvas de potencia, niveles de emisión, control de peso. Para ellos, la apariencia de los coches es secundaria. Hoy en día, el nivel más importante es la emisión de CO2, el cual se tiene que reducir. Laura Beilstein, doctorada en ingeniería aeroespacial y aeronáutica, es responsable de smart para la coordinación de los temas de CO2 y del consumo de combustibles.

Laura Beilstein en un smart
«Luchamos por motores con eficiencia optimizada y modos de conducción dinámicos.»
Laura Beilstein conduce un smart fortwo
La meta más importante de Laura Beilstein: tener que repostar gasolina lo menos posible.

Dra. Beilstein, una de las metas que tiene en su cargo con smart es ser «campeón de dióxido de carbono». ¿Qué se entiende bajo este concepto?
Laura Beilstein:
Este concepto específico existe en cada serie de construcción de Mercedes Benz. Incluye la coordinación de temas de consumo y de dióxido de carbono – un tema muy complejo y diverso, sobre el que se discute mucho. Soy responsable de que todas las informaciones relevantes del CO2 se tomen en cuenta durante la construcción y de que los colegas sean informados sobre todos los aspectos legales. Por esta razón, dirijo una «conferencia de CO2» donde asesoro al jefe de construcción. Además, es parte de mi oficio ser intersección para los colegas que trabajan en estrategias de CO2, certificación, calculación y asuntos externos. Por ejemplo, una pregunta podría ser la siguiente: ¿cómo nos posicionamos como empresa para que también en el 2025 podamos presentar a nuestros clientes vehículos eficientes? Igualmente, se le suman a esta tarea temas operativos, donde manejamos el proceso de homologación de CO2, entre otras cosas.

¿Cual es su función en el desarrollo de motores nuevos?
Laura Beilstein:
Entre otras cosas, a través de un análisis de la competencia, llegamos a deducir datos, los cuales pasamos a los ingenieros para que consideren esas metas. Nos dedicamos a mantener el gasto de combustible lo más bajo posible y a armonizar motores potentes y eficientes con modos de conducción dinámicos e individuales. Muchas veces existe allí un conflicto de finalidad. A nadie le gusta renunciar a la diversión y el placer de conducir. Hay que tomar esto en cuenta.

Laura Beilstein conversando
Laura Beilstein en la sede central de smart en Böblingen.

¿Con qué departamento tiene el mayor trato?
Laura Beilstein:
Tengo mucho trato con los colegas de estrategia de CO2. Observamos juntos todos los aspectos de CO2 importantes, tomando en cuenta los vehículos individuales pero también la flota de smart total en conjunto. Existe un intercambio muy directo con los otros campeones de CO2. Junto con los colegas que calculan el consumo de combustible y las de aerodinámica estamos impulsando muchos proyectos para el mejoramiento del gasto. Además, y como ya he mencionado, colaboro mucho con los colegas de desarrollo de motores. Por último, ha de mencionar la cooperación con nuestros asociados de Renault. Para el próximo modelo de smart fortwo y smart forfour habrá una serie de temas que llevaremos a cabo conjuntamente con ellos.

Mencionó la aerodinámica. ¿Qué importancia tiene un diseño de flujo optimizado de la carrocería?
Laura Beilstein:
Es primordial. Tendrá más importancia aún con el nuevo ciclo de consumo WLTP (inglés Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure, traducido ‘procedimientos de pruebas de vehículos ligeros coordinados a nivel mundial’) donde se realizan distancias más largas y medias de velocidad mayores. En nuestra colaboración con los aerodinámicos tratamos consecuentemente de garantizar la realización de medidas aerodinámicas rentables.

¿Son grandes los conflictos que resultan cuando se habla de los datos de potencia o sobre un cambio formal del diseño?
Laura Beilstein:
Es evidente que haya discusiones. Cada uno tiene objetivos distintos. Entonces hay que llegar al mejor acuerdo posible. Al fin y al cabo, es el cliente el que realmente importa. Mi experiencia me ha mostrado que para obtener los mejores resultados se debe trabajar de una manera intensamente interdisciplinaria.

En la discusión con la gente de aerodinámica seguramente le sirve su experiencia en la ingeniería aeronáutica y aeroespacial. ¿Cómo terminó en la industria automotriz?
Laura Beilstein:
Muy buena pregunta. Por muchos años, me dedicaba a la aeronáutica. Trabajé en el Institut für Flugzeugbau (Instituto de Ingeniería Aeronáutica), visité casi todas las dependencias de Airbus. Me interesaban los aviones, porque en este sector se implementan muchas tecnologías en una fase más bien temprana. Por ejemplo, los compuestos reforzados con fibras se utilizaban ya en los años 80. No obstante, la industria puede ser lenta y conservadora, existen muchas cosas que se llevan a cabo de la misma manera como hace 50 años. Esto es muy distinto en smart.

Los días laborales de Laura Beilstein son muy variados. O se encuentra en una reunión de los departamentos de investigaciones y desarrollo en Sindelfingen, conversa por teléfono con sus colegas franceses de Renault, visita los lugares de producción o observa los controles de calidad (Conformity-of-Production-Tests), donde se verifica si un smart producido en serie tiene los mismos datos de consumo que habían sido planeados. Un tema actual importante en la división es el nuevo ciclo de test WLTP que se implementará para vehículos nuevos el próximo año en toda la UE. Con ello, los fabricantes contarán con un procedimiento reformado para los tests de emisión y consumo.

El WLTP fue desarrollado por expertos de la industria automotriz bajo las directrices de los estados. ¿Qué expectativas tiene usted del nuevo ciclo WLTP?
Laura Beilstein: Es cierto, el WLTP fue desarrollado en conjunto por las autoridades, los fabricantes y varias ONG. Daimler lo respaldó activamente. EL WLTP nos proporcionará datos de consumo combustible mucho más realistas, lo cual significa más transparencia para los clientes. Otro punto importante es que cada vehículo obtendrá un dato CO2 específico. Así que cuando el cliente elija en smart.com una configuración con llantas aerodinámicamente optimizadas, también bajará el nivel del CO2 del vehículo.

¿Esto también afecta el desarrollo de accionamientos nuevos de smart?
Laura Beilstein: Absolutamente. Estamos optimizando la eficiencia de CO2 de la flota entera de smart.

Laura Beilstein trabajando
Postal fresh air
En la oficina de smart
Cartel de smart

El próximo octubre se presentará el smart electric drive (motorización eléctrica) el cual estará a la venta a partir de 2017. ¿Es el sueño absoluto de una campeona de CO2 un coche completamente libre de emisiones?
Laura Beilstein:
La motorización eléctrica es un concepto completamente distinto a un motor de combustión interna. Como ingeniera es lógico que me fascine esta tecnología. La sensación de conducir un coche eléctrico, la manera de aceleración y el hecho de que te estés moviendo sin emisiones locales es algo muy especial. Por lo demás, el primer concepto de smart fue un vehículo eléctrico. Pienso que los subsidios estatales en Alemania a la hora de comprar un vehículo eléctrico le van a dar un empuje más a esta tendencia. Por supuesto, se tiene que invertir en la infraestructura. Con los smart electric drive, que se usan mayormente en la ciudad, el alcance óptimo no tiene una importancia tan grande.

¿Hay una tendencia más allá que usted como experta observa?

Laura Beilstein: La tendencia hacia la conducción autónoma está creciendo. Se va implementar un día, de esto estoy segura. Personalmente me parece bien, como estoy acostumbrada a hacer diligencias de paso en metro. En general, me parece importante la diversidad y flexibilidad hacia todos tipos de medio de transporte. Es sensato usar el medio de transporte adecuado según la situación y tiempo disponible. Conceptos como el de moovel, por ejemplo, toman en cuenta esta idea.