Ginebra tiene muchos encantos, pero no es el destino preferido de los turistas. No obstante, Naciones Unidas, el sector financiero y ferias como el Salón Internacional del Automóvil hacen que las tasas de ocupación de los hoteles sean altas que durante todo el año. La bloguera Emilie Salvaridis conoce todos los secretos para pasar un día perfecto en Ginebra.

A Emilie Salvaridis no le gustan nada los clichés. Claro que Ginebra es conocida por muchas cosas, como los banqueros privados y sus clientes bordeando el lago en sus deportivos, los relojes impagables y la fuente Jet d’Eau. Pero Emilie no quiere saber nada de eso. La fundadora del portal urbano My Big Geneva conoce la ciudad como la palma de su mano. Para ella, Ginebra es sobre todo hip, asequible y llena de buenos amigos. Nuestra excursión en el smart BRABUS forfour empieza en Carouge, el pintoresco barrio periférico donde vive Emilie.

 smart BRABUS forfour en una calle de Ginebra.

Hola Emilie – Carouge es también conocido como la pequeña Cerdeña, pero no se puede decir que esto esté lleno de gente.
Emilie Salvaridis: Al contrario, los turistas apenas vienen por aquí. Pero sólo por la galería Krisal, especializada en arte asequible, merece la pena una visita a este barrio. Y aquí hay también un pasaje secreto. El casco antiguo de Ginebra está lleno de escaleras ocultas que conducen a las cajas de seguridad subterráneas de los bancos …

Emilie Salvaridis conduce el smart BRABUS forfour

 

¿… y a las que sólo tienen acceso los elegidos?
Emilie Salvaridis: Exacto. Ocultar la riqueza propia bajo tierra es una tradición calvinista. Así te proteges mejor de los ladrones. Yo tengo aún acceso a ese pasaje porque antes trabajaba en un banco. Mi mentor, Bernard Letu, tiene cerca su librería, Letu Books. Un auténtico tesoro para libros de arte. Con Bernard he aprendido más sobre arte que en todos mis estudios.

smart BRABUS forfour aparcando delante de Letu Books en Ginebra
Emilie Salvaridis en la librería Letu Books
Letu Books en Ginebra
Emilie Salvaridis conduce un smart BRABUS forfour rojo

¿Y cómo se pasa del sector bancario a la carrera de arte, y de allí al blog?
Emilie Salvaridis: El arte se encuentra en todo lo que hago. mybiggeneva está dedicado a Jason, mi difunto herman. Llegamos a Ginebra cuando éramos niños y juntos convertimos la ciudad en algo nuestro. No había ni un día aburrido. De Jason conservo su despreocupación y sus ganas de descubrir la ciudad y disfrutar de ella. Además, mi blog también es mi granito de arena para terminar con los clichés sobre Ginebra. Estaba harta de que a mi ciudad se la asociara sólo con joyas y relojes.

Emilie Salvaridis en un smart BRABUS forfour

Y ahora este blog ha dado sentido a tu vida
Emilie Salvaridis: Exacto. Y eso ocurre en un momento en el que Ginebra se está volviendo muy interesante. En los años 80 aquí había una gran escena alternativa. Y desde la crisis bancaria de 2008 se nota que a la gente ya no le sobra el dinero. Por un lado, la vida se ha vuelto más dura, pero por otro lado veo cada vez más productos e ideas creativos.

smart BRABUS forfour rojo
Emilie Salvaridis a la luz del sol
El puente «bird's nest» de Ginebra
Emilie Salvaridis entra en el smart BRABUS forfour

¿Por ejemplo?
Emilie Salvaridis: Por fin tenemos food trucks aquí también, los ha introducido mi amigo George Bowring de The Hamburger Foundation. Ha sido una pequeña revolución. El tiempo pone a prueba los negocios, éstos tienen que ser creativos para atraer clientela. La crisis les ha dado el impulso necesario para probar algo distinto. Como por ejemplo la Bijouterie Grégoire, una joyería aquí cerca, vamos a visitarla.

Nuestro smart BRABUS forfour color cadmium red es el coche ideal para moverse por las callejuelas del casco antiguo de la ciudad. El sol atraviesa su techo panorámico, su potente motor encaja a la perfección con el carisma temperamental de Emilie y el concepto flexible de asiento trasero ofrece espacio para todo tipo de compras. En la Bijouterie Grégoire nos reciben Grégoire, el joyero, y Sonia, la diseñadora de colecciones.

smart BRABUS forfour aparcando en Ginebra
Detalle del smart BRABUS forfour
Joyas en la Bijouterie Grégoire
La diseñadora de colecciones Sonia en la Bijouterie Grégoire
Consejo de primera mano: relojes en la Bijouterie Grégoire

O sea, que también hay joyas en tu Ginebra…
Emilie Salvaridis: Sí. (ríe) Pero Grégoire y Sonia no son como la mayoría de los joyeros de aquí. Sus piezas son discretas, sencillas y atemporales, y tienen un lenguaje de diseño inconfundible. Yo misma llevo una cadena suya, un barquito de la serie croisière. Un par de calles más allá, en la M.A.D. Gallery de Maximilian Büsser el concepto es muy distinto. Allí están las creaciones más locas, en las que se funden arte y mecánica.

La bloguera Emilie Salvaridis ríe
Bijouterie en Ginebra
smart BRABUS forfour en Ginebra
Emilie Salvaridis de pie junto al smart BRABUS forfour
M.A.D. Gallery de Ginebra
smart BRABUS forfour en Ginebra

¿Dónde podemos recargar energía para el día?
Emilie Salvaridis: Para mí sólo hay un opción: el brunch del Tiffany Hotel. Está en el Quartier des Bains, un barrio muy de moda en la ciudad y en el que apenas se ven viajeros de negocios.

Emilie Salvaridis delante del Tiffany Hotel de Ginebra

La bloguera Emilie Salvaridis en el Tiffany Hotel

¿Qué te relaciona con este barrio?
Emilie Salvaridis: Yo vivía aquí. Antes había numerosas galerías, muchas de las cuales tuvieron que cerrar, por desagracia. Pero me sigue gustando venir aquí, en el Tiffany Hotel suelo hacer entrevistas para el blog. Y al lado está Le Thé, mi restaurante chino preferido en Ginebra. Tiene el tamaño de una sala de estar, pero aquí se puede comer de maravilla, y además por poco dinero.

Arquitectura en Ginebra
smart BRABUS forfour fotografiado por detrás
Recomendación en Ginebra: Le Thé
smart BRABUS forfour rojo
Rue Henri-Blanvalet de Ginebra

¿A dónde vamos ahora?
Emilie Salvaridis: Vamos a la Rue Henri Blanvalet, una de las calles más interesantes de Ginebra – en Le Labo hay gafas de sol que no se encuentran en ningún otro sitio, muchas de ellas son diseño de Leila Krir, la propietaria. Ahora mismo llevo una de sus creaciones.

Emilie Salvaridis con gafas de sol en el smart
Emilie Salvaridi en el local LE LABO
Recomendación para comprar en Ginebra: LE LABO

¿Tienes algún consejo de primera mano para terminar con estilo una tarde en Ginebra?
Emilie Salvaridis: El Little Barrel no hay que perdérselo. Los cocktail-bars existen en Ginebra desde hace tan sólo una par de años, es increíble pero cierto. Pero ahora Quentin Beurgaud sirve aquí un número disparatado de creaciones, su especialidad es el ron. Mi recomendación: el Wasabitini es único.

Suena peligroso…
Emilie Salvaridis: Eso lo hace interesante, ¿no?

Nacida en Grecia, Emilie Salvaridis se trasladó con su familia de Atenas y Ginebra a la edad de seis años. Hasta hoy ha seguido conservando una alegría infantil por descubrir la ciudad. Tras sus inicios profesionales en la banca privada, cambió rápidamente de orientación para entregarse a sus pasiones: el arte y su blog. Con un equipo de diez empleados, desde 2012 dirige el blog mybiggeneva.com.

 

 

Local Secrets Ginebra:

Le Jardin Anglais
1204 Ginebra

Letu Books
Rue Calvin 2
1204 Ginebra
www.letubooks.com

Bijouterie Grégoire
Rue Étienne-Dumont 8
1204 Ginebra
www.gregoire.ch

Tiffany Hotel
Rue de l’Arquebuse 20
1204 Ginebra
www.tiffanyhotel.ch/de/

Hans Wilsdorf Bridge
Rue Hans Wilsdorf,
1227 Ginebra

M.A.D. Gallery
Rue Verdaine 11
1204 Ginebra
www.madgallery.net/geneva/en

Le Labo
Rue Henri-Blanvalet 14
1207 Ginebra

Le Thé
Rue des Bains 65
1205 Ginebra

Little Barrel
Rue du lac 15
1207 Ginebra
www.littlebarrel.ch