Los periodistas Christina Horsten y Felix Zeltner han iniciado el proyecto NYC12x12 en Nueva York. Junto con su hija Emma, van a pasarse un año mudándose cada mes a un barrio nuevo de la ciudad y en nuestra columna nos informarán sobre su vida y sus experiencias. Segunda entrega: Cómo se explora un barrio nuevo en una gran ciudad.

En cierto modo, cuando nos cambiamos de piso empezamos una nueva vida. Y aunque no siempre resulta fácil descubrir y explorar el nuevo entorno, en Harlem nos estaba esperando una sorpresa: la lista de Neal y Daniel.

Poco después de instalarnos en nuestro piso de una habitación en Harlem, nos encontramos en el umbral de nuestra puerta un documento de dos páginas con un post-it amarillo pegado. «Hola Felix y Christina», decía. «Aquí tenéis una lista de recomendaciones para Harlem. Esperamos que encontréis algo de interés en ella – seguramente ya conocéis algunos de los sitios. ¡Que os divirtáis descubriéndolo! – Neal y Daniel.»

Ein Beitrag geteilt von NYC12x12 (@nyc12x12) am

Nuestro arrendador nos había presentado a Neal y Daniel. Nos dieron la bienvenida a la casa y nos recomendaron la Levain Bakery, una panadería famosa por sus cookies. Tengo que decir que allí comimos las galletas de chocolate y nueces más ricas, más frescas y más grandes de nuestra vida. Para darles las gracias por la recomendación les dejamos una bolsa de cookies delante de la puerta.

Después de esto, tuvieron la enorme amabilidad de escribirnos sus consejos para Harlem de los últimos diez años – divididos en las categorías de comida, paseos y curiosidades. Para nosotros, perfecto: no sabíamos nada de la mayoría de estos lugares.

Ein Beitrag geteilt von NYC12x12 (@nyc12x12) am

Empezamos con el pollo jamaicano de un restaurante pop-up que estaba en una callejuela lateral entre el Malcolm Shabazz Market y el Harlem Community Art Center. También probamos la exquisita pizza de Babalucci y terminamos al final con la Soul Food del BLVD Bistro.

Luego los paseos: vimos el Tríptico de Keith Haring en la catedral St. John the Divine y los preciosos monumentos arquitectónicos de las residencias de Astor Row y Strivers Row. ¡Vaya regalo!

Ein Beitrag geteilt von NYC12x12 (@nyc12x12) am

Harlem: Jazz en el salón y estudios de fitness al aire libre

Cuando llegamos a un barrio nuevo, normalmente depende de nosotros descubrir la zona y sus particularidades. Para ello, hemos desarrollado un sistema que siempre nos ha dado buenos resultados. Christina, mi mujer, que como corresponsal que es se lee el New York Times cada día como una posesa desde hace cinco años, tiene un archivo de artículos, sobre todo en su cabeza. En todos los vecindarios se acuerda de inmediato de los lugares y sus historias.

En Harlem, el radar de Christina nos condujo a Marjorie Eliot, una leyenda viva. Esta anciana señora organiza cada domingo conciertos de jazz gratuitos en su apartamento. Los visitantes llenan su salón, los pasillos y hasta la escalera. Marjorie reparte zumo y galletas y todos escuchan encantados al cuarteto, del que la anfitriona es la pianista.

Por mi parte, siempre que nos cambiamos de barrio intento encontrar enseguida un recorrido adecuado para hacer jogging. A veces me encuentro con estudios de fitness al aire libre – la forma auténtica de mantenerse en forma en Nueva York. Luego busco siempre una cafetería. En East Village, nuestro barrio actual, hay tantas que cada día podría ir a una distinta.

Muchas veces nos encontramos con las distintas tribus urbanas del barrio, por ejemplo, los artistas que trabajan en los teatros downtown de East Village y que se reúnen para tomar el primer expreso del día en Abraço.

Libros, apps y excursiones a pie como fuentes de información

Claro que los libros ayudan también a la hora de explorar los hoods. Aunque no nos pudimos llevar mucha lectura a nuestro viaje, hay algunos que son imprescindibles, como The Big City and Its Little Neighborhoods, New York Originals, Hidden Bars and Restaurants y el recientemente publicado Food and the City.

Los consejos de nuestra pequeña biblioteca nos llevaron por ejemplo al imperio del color del pelo «Manic Panic» de las hermanas Tish y Snooky en Long Island City, a un parque-cementerio en East Village que raras veces está abierto y al punto de mayor altitud de Manhattan, oculto en un parque infantil en Washington Heights en el norte de la isla.

Ein Beitrag geteilt von NYC12x12 (@nyc12x12) am

Naturalmente, también nos dejamos los dedos en Google con búsquedas como «Best playgrounds on the Upper West Side», «Best yoga in Chelsea» o «Best coffee in Mott Haven». Las apps Yelp y Google Maps ayudan aquí sorprendentemente bien.

Caminamos tanto como pudimos – a veces siguiendo las rutas de freetoursbyfoot,  que hay para muchos barrios de la ciudad. En East Village nos encontramos con la mayor concentración de jardines comunitarios de toda la ciudad; pequeños oasis surgidos de las ruinas de casas abandonadas.

Ein Beitrag geteilt von NYC12x12 (@nyc12x12) am

Pero en general, son sobre todo los mismos neoyorquinos los que nos ayudan a conocer los barrios nuevos. La YMCA (Young Men’s Christian Association), con sus innumerables instalaciones y centros deportivos que funcionan en todos los barrios de Nueva York y en todos los EE.UU., se ha convertido en punto de referencia para nosotros.

La «Y» ha convertido casi en un miembro de la familia. En Harlem Y entrenamos por ejemplo con Mike, un cantante y autor teatral que canta y baila en sus cursos y que hace reír a todo el mundo.

Ein Beitrag geteilt von NYC12x12 (@nyc12x12) am

South Bronx: una intensa cena entre vecinos

Una vez al mes organizamos una neighborhood dinner. La verdad es que es lo que más nos gusta del proyecto e invitamos a amigos que viven en la zona, a nuestros vecinos actuales y nos dirigimos a personas que nos han recomendo o de las que hemos oído hablar y les pedimos que nos cuenten.

La neighborhood dinner más intensa que hemos tenido hasta ahora ha sido la de South Bronx. Nuestros invitados discutieron tan animadamente que nos olvidamos hasta de la comida. Y es que el barrio está sufriendo una creciente gentrificación con sus inevitables tiburones inmobiliarios. Pese a ello hay también rayos de esperanza, como la idea de Noëlle Santos de abrir una librería. The Lit. Bar sería actualmente la única librería de interés general del Bronx.

«Hubo un tiempo en el que medía mi éxito por cuánto me había alejado del Bronx», dijo Noëlle durante nuestra cena. «No he empezado a apreciar el Bronx de verdad hasta hace poco, ha sido un camino largo. El año pasado cerró la librería local Barnes & Noble, casi me da un infarto cuando me enteré. Vivo justo al lado, Barnes & Noble era como mi bar. Da igual si estaba estresada o de buen humor – siempre podía acercarme allí y abrir un libro. ¿1,4 millones de personas viviendo en el Bronx y sólo una librería? No lo dudé un momento: voy a abrir una librería.» El ambicioso proyecto de Noëlle debe estar en marcha antes de que termine este año.

Ein Beitrag geteilt von NYC12x12 (@nyc12x12) am

Haz clic aquí para leer el primer artículo de esta serie.