La urbanización es una de las grandes tendencias a nivel global. El concurso de ideas smart urban pioneers ha buscado ideas que puedan mejorar la ciudad. Os presentamos tres inteligentes proyectos que fortalecen nuestro sentido de pertenencia a una comunidad.

La ciudad del mañana necesita aire fresco si en el futuro quiere seguir siendo acogedora y atractiva para sus habitantes. El concurso de ideas smart urban pioneers buscó las mejores ideas para mejorar la vida en la ciudad. Lo más importante: la comunidad online de todo el mundo eligió con sus votos a los finalistas de este concurso premiado con 50.000 euros. 39 precursores, emprendedores y visionarios urbanos enviaron sus proyectos y no debemos mirar sólo a las ideas de los finalistas. Los tres siguientes proyectos de Berlín, Stuttgart y Viena merecen ser consideradas con atención. Sus innovadoras propuestas interconectan a los habitantes de la ciudad, enriquecen la vida pública con nuevos impulsos o crean una cultura de cafetería para sordos.

La ciudad gana

smart urban pioneers asume aquí y ahora su responsabilidad por la ciudad del mañana. Un total de 39 proyectos se presentaron al concurso.

Arte urbano en el Street Love Festival, proyectos urbanos
Con Street.Love y Urban Art para más alegría en las calles.
Foto: Frederik Dulay-Winkler / arte: Scotty 76

El amor verdadero vive en las calles: Street.Love

La idea que se esconde detrás de Street.Love es muy sencilla: se trata de recuperar la alegría de vivir para las calles. Street.Love es una serie de eventos, una comunidad, una plataforma y un nuevo campo de juego para todos aquellos que quieren disfrutar al máximo de sus vidas. Street.Love interconecta a las personas que viven en la ciudad mediante actividades comunes: fútbol en el parque, un concierto espontáneo en la plaza de Marienplatz, gastronomía con camiones de comida. Divertirse, descubrir cosas nuevas, cambiar de perspectiva – la ciudad no tiene por qué ser cara. Ha llegado la hora de Street.Love. Pascal Klein, Konstantin Ebert y Pat Blessing son los creadores de Street.Love. 20.000 visitantes acudieron el año pasado al primer Street Food Markt de Stuttgart. Durante el fin de semana de Pentecostés de 2016 tuvo lugar el «Street Love Market» ampliado en una zona cercana a la estación Nordbahnhof de la metrópolis alemana. Esta vez fueron 30.000 los visitantes que disfrutaron allí no sólo de la buena oferta gastronómica, sino también de moda, música, arte, deporte y de un atractivo programa infantil.

Niño bailando en el Street Love Festival
Serie de eventos, comunidad, plataforma y nuevo campo de juego: 30.000 personas visitaron el primer Street Love Market.
Coche rojo
Puesto de venta en el Street Love Festival
Vendedores en el Street Love Festival
Rapero en el Street Love Festival
Jóvenes visitantes
Puesto de venta
Personas en el Street Love Festival
Mapa del Festival

Cómo diseñar tu barrio con un smartphone y un mapa

Te gusta tu barrio, pero siempre le falta algo: pasos de cebra, un semáforo, papeleras, un parque infantil… El que quiera mejorar su barrio necesitará iniciativa y paciencia – o el mapa del barrio Kiez-Karte, una app concebida como portavoz digital y que ofrece la oportunidad a las personas de contribuir al diseño de su barrio. Thomas Tursics es el padre de la idea del mapa del barrio. La app, con una estructura similar a Google Maps y alimentada con datos del presupuesto participativo del barrio berlinés de Lichtenberg, no sólo ofrece una visión de conjunto de los puntos interesantes de la zona, sino que da también al usuario la posibilidad de presentar directamente sus propuestas de mejora y de participar así en el diseño del espacio urbano. Un concepto con buenas perspectivas: tras el barrio de Lichtenberg, el mapa del barrio tiene potencial para conquistar otros barrios y ciudades. Una cosa está clara: es responsabilidad de los habitantes contribuir al diseño de su barrio.

Kiez Karte, mapa del barrio
Influir directamente en tu propio barrio con una app – el mapa del barrio Kiez-Karte.

La accesibilidad empieza con un café con leche

«Kaffee ohne Worte» (Café sin palabras) es una iniciativa de Maximilian Huber que ayuda a las personas sordas a hacer sus pedidos en las cafeterías. El proyecto promueve la integración y el intercambio cultural con un kit de iniciación y una formación para los empleados de las cafeterías. «Café sin palabras» ofrece a los titulares de las cafeterías de Viena la posibilidad de aprender los rudimentos del lenguaje de los signos tomando como ejemplo el tema del café. El kit de iniciación incluye prospectos, postales, expositores y carteles con los signos más importantes del lenguaje. Los empleados aprenden activamente estos signos en un taller – y, por supuesto, otros clientes pueden aprender también los primeros términos. «Kaffee ohne Worte» se propone formar una comunidad  que, con ayuda de adhesivos especiales, se muestre hacia el exterior como parte de una red social sin barreras. Una invitación a la integración y a la hospitalidad – sin muchas palabras.