Como Director de productos para el nuevo smart electric drive, Rouven Remp está ahora mismo hasta arriba de trabajo. Con motivo de la presentación mundial de los modelos, nos hemos encontrado con él en París.

«Mondial de l’Automobile 2016» en París, recinto de la Expo, pabellón 5. En el stand de smart, los nuevos modelos electric drive smart fortwo, smart fortwo cabrio y smart forfour son el centro indiscutible de atención. Una señal también transmitida por el Dr. Dieter Zetsche, Presidente de la Junta directiva de Daimler AG, en su conferencia de prensa de París. En smart él ve una «parte importante de la estrategia de electrificación de Daimler». Esta afirmación muestra lo importante que es el trabajo de Rouven Remp. Como Director de productos de todos los modelos smart electric drive está implicado en todos los detalles del coche urbano libre de emisiones locales: desde la elección del color exclusivo «electric green», hasta las estrategias de marketing. El smart electric drive estará disponible como smart fortwo y smart forfour desde marzo de 2017, como smart fortwo cabrio, a comienzos del verano de 2017.

El nuevo smart electric drive es el coche ideal para la ciudad: ágil, compacto y libre de emisiones locales. ¿Empieza para smart una nueva era de la movilidad urbana?
Rouven Remp:
 Esta era empezó en smart hace muchos años ya. El smart fue originariamente concebido como un coche eléctrico, el primer smart electric drive apareció ya en 2007, cuando enviamos a Londres una flota de prueba de 100 coches. En 2009 llegó la segunda generación de smart electric drive a 18 países de todo el mundo y también empezó a utilizarse en el carsharing de car2go. smart se convirtió así en el primer fabricante alemán con un coche eléctrico de serie. La tercera generación de smart electric drive – los predecesores directos de los nuevos modelos – llegó en 2013 a 30 países. Con este modelo entramos ya en el mercado de masas, por lo que con el nuevo smart electric drive lo que hacemos es retomar el tema.

Rouven Remp habla de smart electric drive
Rouven Remp durante la entrevista en la «Mondial de l’Automobile 2016».
Foto: Philipp Wente

Hasta ahora smart es la primera y única marca que ofrece también la versión eléctrica de toda su flota de motores de combustión. ¿Cambia usted su forma de trabajar como Director de productos con los modelos eléctricos?
Rouven Remp: En lo relacionado con la organización interna y el tratamiento de la marca, no. Para smart estaba claro desde un principio que seguiría habiendo las dos variantes de propulsión, el motor de combustión y el motor eléctrico. Sin embargo, esperamos que la cuota de mercado de los vehículos eléctricos aumente claramente.

¿Cuánto estima usted que se electrificará el tráfico urbano?
Rouven Remp:
 Para la movilidad futura en la ciudad, el coche eléctrico no tiene alternativa, ésa es mi opinión. En algunos mercados se extenderá más rápido, en otros no tanto. Pero sobre todo en combinación con la oferta de carsharing de car2go en las grandes ciudades espero más dinámica.

Estación de carga de smart electric drive
El smart electric drive se carga cómoda y rápidamente.
Foto: Daimler AG

El smart fortwo electric drive tiene el menor diámetro de giro, el smart fortwo cabrio eléctrico es el único cabriolet eléctrico del mundo y el smart forfour electric drive es un espacioso cuatro plazas para la ciudad. ¿Es importante ofrecer el coche adecuado para cada estilo de vida urbana?
Rouven Remp: 
Muy importante, ya que las personas que conduzcan un coche eléctrico no van a cambiar su modo de vivir. Y tampoco tienen que hacerlo, con estos modelos smart electric drive nadie tiene que renunciar a nada. Al contrario: hacemos a la gente más flexible. Cada vez hay más ciudades en todo el mundo en las que el aparcamiento de coches eléctricos es gratuito y en las que éstos tienen permitido el uso de los carriles de los autobuses, auténticas ventajas cuando el tráfico es denso. Además, desde hace diez años hay exención fiscal para los coches eléctricos y ahora está también la gratificación medioambiental del Estado.

smart fortwo electric drive cabrio en la calle
Desplazarse por la ciudad – con una autonomía optimizada.
Foto: Daimler AG

Como Director de productos para vehículos eléctricos en smart, Rouven Remp y su equipo concentran distintas funciones de venta y desarrollan un plan de marketing. En éste se encuentran el grupo destinatario de clientes, las cifras de ventas esperadas, la política de precios y las medidas publicitarias asociadas al lanzamiento de los modelos smart electric drive. Uno de los mayores retos para Remp es posibilitar al mayor número de personas posible la impresionante experiencia eléctrica al volante por primera vez en sus vidas.

Hasta ahora son muy pocas las personas que han tenido la oportunidad de conducir un coche eléctrico. ¿Cómo describiría usted esta experiencia al volante?
Rouven Remp: Primero empieza como una auténtica experiencia reveladora. Uno no escucha el arranque del motor ni tampoco siente las vibraciones del motor de combustión. Sólo un indicador avisa de que el motor ha arrancado. Entonces se pone uno en marcha y experimenta esta conducción silenciosa pero potente. Todavía no he visto a nadie que no abra los ojos al máximo y diga feliz: ¡Es fantástico, me llena!

¿Cómo pretende ofrecer esta experiencia al mayor número de personas posible?
Rouven Remp:
 Sólo tendremos éxito en el mercado ofreciendo esta experiencia fuera de las salas de exposición de los concesionarios. Los clientes no sólo deben poder sentarse en el coche, también le tenemos que dar el vehículo para que lo pueda probar en su vida diaria. En función de los desplazamientos que realice uno, se puede decidir también si se carga el smart electric drive en un enchufe de la casa o en una base de carga mural, que suministra más corriente y que reduce los tiempos de carga casi a la mitad. Estoy seguro de que así podemos convencer a la gente.

Rouven Remp señala a un smart electric drive
Los modelos de smart electric drive fueron presentados por primera vez al público en París.
Foto: Philipp Wente

La autonomía del smart electric drive de 160 kilómetros cubre todos los desplazamientos normales en la ciudad. ¿En base a qué conocimientos han calculado estas distancias?
Rouven Remp: El conductor recorre una media de 35 kilómetros al día. En una ciudad grande como aquí en París, eso le mantiene a uno varias horas al volante. Con nuestros 160 kilómetros ofrecemos un gran radio de movimiento.

Exceptuando un par de detalles, el diseño del smart electric drive es una continuación de los modelos convencionales. ¿Por qué han prescindido de los elementos más extravagantes?
Rouven Remp: Porque para cada generación de smart se ha pensado también desde el principio en el motor eléctrico. Por eso se hizo un diseño tan moderno de la generación actual ya para su lanzamiento en 2014. Este diseño comunica: el motor eléctrico pertenece al aspecto característico de un smart lo mismo que su forma compacta, su mínimo diámetro de giro y todas las demás ventajas que el smart ofrece en la ciudad.

¿Con qué medidas simplifica y acelera smart la carga de los vehículos?
Rouven Remp: Mucha gente tiene ya una posibilidad de carga en su casa. Sin embargo, la situación en los centros de las ciudades, donde la gente vive en edificios, es algo más problemática. Por eso hay cada vez más empleadores que ofrecen posibilidades de carga en los trabajos. Y también en los espacios semipúblicos, como restaurantes de comida rápida, supermercados o centros comerciales habrá nuevas posibilidades de carga. Aquí habrá una dinámica aún mayor.

Si en uno de sus días libres usted condujera por una ciudad de su elección en un smart electric drive, ¿qué aspecto tendría su excursión eléctrica urbana?
Rouven Remp:
 Yo conduciría el smart electric drive fortwo cabrio por Hong Kong, mi ciudad favorita. Bajaría desde la Cumbre Victoria, una montaña en el centro de la ciudad, hacia el Financial District. Con la capota abierta del cabrio percibiría directamente el escenario futurista de los rascacielos y pasaría a ser parte de la ciudad. Y posiblemente pararía para tomar un café. Por cierto, en Hong Kong tenemos ya una flota de prueba de smart electric drive, la nueva generación llegará al mercado de allí también en 2017.

Modelos smart electric drive
smart ha electrificado toda su familia de productos.
Foto: Daimler AG

¿En qué sentido cambiará el smart electric drive la marca smart?
Rouven Remp:
 La marca seguirá viéndose como pionera de la electromovilidad. Al mismo tiempo, la marca seguirá desarrollándose, ya que desde fuera aumentará la percepción de la misma como marca de coches eléctricos. Lo noto en las ferias y al hablar con los clientes: está pasando algo, está comenzando un cambio. Por eso es nuestra obligación estar a la vanguardia y ofrecer las variantes eléctricas. Para una conducción limpia por la ciudad, el paquete del smart electric drive con su rentabilidad e idoneidad práctica es una buena oferta.