La empresa Yonda ofrece visitas muy particulares en Londres; se pueden visitar las atracciones turísticas de fama mundial y conocer pequeños secretos de la ciudad en un smart cabrio y dirigidos por una agradable audioguía. Lo hemos probado y hemos entrevistado al cofundador de Yonda, James Kafton.

Londres tiene una atracción más que ofrecer. Una pequeña flota de smart fortwo y smart forfour circula desde hace poco por las calles del barrio de West End, reconocible por el vistoso logotipo de Yonda sobre pintura blanca. Al volante se encuentran descubridores urbanos que quieren explorar por cuenta propia las atracciones turísticas de la metrópolis.

Visita a Yonda en Hyde Park

Es un día de otoño muy soleado. La sede central de Yonda se encuentra en la elegante Park Lane, muy cerca del Hyde Park de Londres. Daniel Cousins, empleado de Yonda, escanea mi carné de conducir y se vuelve a asegurar que el trayecto que he elegido no está bloqueado por obras viales. «Nos hemos ocupado de que no haya sorpresas desagradables», explica Daniel. «Si en el recorrido hay calles bloqueadas, puedo introducir la información en el programa. El trayecto y los comentarios de la guía que lo acompañan se modifican entonces en consecuencia sin que la experiencia se vea afectada en modo alguno.» Estoy impresionado, pero Daniel no ha acabado aún. «Nuestros comentarios se adaptan a la velocidad del desplazamiento. Si circulas tranquilamente por la zona, los comentarios son abundantes. Si empiezas a acelerar, el guía turístico del GPS se vuelve más conciso.

Visita turística a Londres con Yonda.
Con un fondo mundialmente conocido: visita turística a Londres.

La idea de Yonda se le ocurrió a su cofundador James Kafton estando de vacaciones, cuando reservó una excursión autoguiada para él y su hijo. «Descubrir la ciudad por nuestra cuenta fue una de las mejores cosas que hicimos en nuestro viaje», recuerda James. «Pero entonces sólo te daban un plano de la ciudad para orientarte. Esto se puede hacer más interesante, pensé entonces.»

Dicho y hecho. Tras una fase de detallada planificación, Yonda estaba en los puestos de salida. Los aventureros urbanos pueden disfrutar del confort de un smart. «Para nosotros smart fue la solución ideal desde el principio, ya que este coche de ciudad es el sinónimo de la alegría urbana de vivir», prosigue James. «A diferencia de las visitas turísticas convencionales, el compacto smart puede meterse por las calles más estrechas de la capital británica. Además, el smart fortwo cabrio y el smart forfour con su techo panorámico permiten experimentar a flor de piel la arquitectura urbana, que despliega todo su esplendor al mirar hacia arriba.»

Circulando por Londres con el smart.
Una agradable audioguía nos lleva por la ciudad.

Tiempo de cabrio en Londres

Una experiencia a la que no queremos renunciar. Entramos en un smart fortwo cabrio. En cuanto la tablet del salpicadero se activa, una voz cordial nos saluda y nos explica rápidamente el manejo del smart. Y ahora, ¡a disfrutar! Nuestro guía turístico virtual nos lleva por las estrechas calles de Mayfair, el pavimento más noble de la metrópolis.

No hay duda de que el narrador que sale por el altavoz es simpático, ¿pero cuántas cosas nuevas podrá contarnos? Muchísimas, como podremos comprobar. Su archivo de anécdotas divertidas, escándalos históricos, datos interesantes y pequeños secretos es prácticamente inagotable. A veces, la voz revive los sucesos de la época de las pelucas de crin, otras veces informa sobre acontecimientos que recientemente han sacudido o entusiasmado a la opinión mundial.

Nuestro autor al volante del smart de Yonda
Con el techo abierto por la ciudad.

La audioguía está siempre actualizada: cuando pasamos por Piccadilly Circus, nuestro guía turístico virtual nos avisa de que los mundialmente conocidos letreros luminosos están apagados actualmente por motivos de mantenimiento, una auténtica rareza en el lugar más concurrido de Londres.

En Piccadilly Circus en Londres
También para Yonda: el smart como coche perfecto para la ciudad.

La audioguía de Yonda: como un buen amigo

Cuanto más tiempo pasamos por el bullicio de West End en el smart, más crece nuestro entusiasmo por la ciudad del Támesis. Pronto llegamos a Trafalgar Square – el Big Ben aparece en nuestro campo visual, si bien empaquetado en un andamio. Quizá todos los londinenses debieran hacer una visita a su ciudad con Yonda.

En Trafalgar Square en Londres.
Pasando por Trafalgar Square.

«Mi socio Joe Bitran y yo queríamos crear la mejor experiencia de sightseeing posible», dice James. «Por eso impusimos los máximos estándares a la audioguía y hemos investigado y creado nosotros mismos el contenido. Queremos transmitir a nuestros clientes la sensación de que es un buen amigo el que les acompaña por la ciudad.»

James Kafton, fundador de Yonda, en el Hyde Park
James Kafton, fundador de Yonda, en el Hyde Park.

No hay duda de que los chicos de Yonda lo han conseguido. ¿Qué tenéis ahora en la agenda? «En cuanto nos hayamos establecido en Londres, queremos ofrecer nuestras visitas también en otras ciudades del mundo

Hasta entonces, una excursión por Londres se puede reservar online en pocos pasos: una visita de 90 minutos en el smart fortwo cuesta £60 (67 €). Quien prefiera tener un chófer profesional al volante paga un pequeño suplemento de £25 (28 €).

Más información sobre Yonda aquí.