Llega puntualmente para el verano un smart con factor aire fresco intensificado: el smart cabrio electric drive es respetuoso con el medio ambiente, ofrece un placer de conducción triplicado y se puede equipar de la forma más excitante que uno se pueda imaginar.

En materia de placer de conducción urbana con motor eléctrico, smart juega un papel pionero desde 2007. Si en un principio era sólo una pequeña flota de prueba de modelos smart fortwo la que se movía por Londres, diez años más tarde la marca es el primer fabricante del mundo que ha electrificado toda su gama de modelos de propulsión convencional.

smart cabrio electric drive rojo aparcado en la orilla de un lago en un paisaje montañoso
Deja que entre el verano. El smart cabrio electric drive.

Y es que la actual cuarta generación no sólo incluye el smart fortwo electric drive y el smart forfour electric drive: desde julio se incorpora también el smart cabrio electric drive – el único descapotable de serie grande completamente eléctrico.

smart cabrio electric drive

El modelo, libre de emisiones locales y con capacidades de lo más prácticas, no sólo se limita a intensificar el disfrute al volante, sino que ofrece una flexibilidad triple bajo todas las condiciones: cuando brilla el sol, el smart cabrio electric drive se puede mover con la capota completamente abierta en dirección al lago, a la playa urbana o al merendero. Si el tiempo refresca, el techo plegable eléctrico se puede abrir o cerrar sin etapas al gusto de cada uno. Y en el invierno o cuando llueve, el techo del cabrio se queda completamente cerrado.

Una mujer conduce el smart fortwo cabrio electric drive rojo en un lugar de vacaciones lleno de flores
Capota abierta – disfrute directo al volante.

Sólo un cabrio ofrece este placer de conducción eléctrica

Independientemente del estado del agregado del techo, el disfrute dinámico al volante es único y está siempre garantizado. Se puede afirmar sin miedo a exagerar que en ningún otro vehículo se puede experimentar el placer de la conducción tan directamente como en un descapotable.

Y es que mientras que el smart cabrio electric drive, con sus 60 kW (82 PS) y su par motor de 160 newtons metro parece salir volando de los bloques de salida, emite al exterior sólo un zumbido casi imperceptible. Así, su silencioso despliegue de fuerza no molesta ni al conductor ni a los transeúntes en la acera. Muy al contrario, uno tiene la sensación de llevar la ciudad directamente dentro de la cabina.

Annette Winkler, Jefa de smart, formula las impresiones que obtiene de esta excitante experiencia del siguiente modo: «El techo se abre en un par de segundos, el coche se desliza prácticamente sin hacer ruido por la ciudad y una siente esa fantástica aceleración ‘a flor de piel’, en el más estricto sentido de la palabra.»

El conductor no tiene ni que cambiar de marchas – como la mayoría de los coches eléctricos, el smart cabrio electric drive viene con una transmisión fija con una marcha adelante y una marcha atrás.

Una mujer conduce un smart cabrio electric drive en una idílica carretera a lo largo de un lago
Experimentar la aceleración a flor de piel.

Posibilidad de carga en la mitad de tiempo

La carga completa de la batería de iones de litio de 17,6 kWh otorga una autonomía de hasta 155 kilómetros (según el Nuevo Ciclo de Conducción Europeo) en el tráfico urbano. La batería se puede recargar en un enchufe doméstico en pocas horas.

Pero con el nuevo cargador de a bordo de serie esto se consigue en la mitad de tiempo que hasta ahora – la velocidad de carga depende de la versión del país y de la red de corriente. Y con el sistema de carga rápida, que estará disponible a partir de la primavera de 2018, el proceso de carga se acelerará y una carga del 80 por ciento de la batería se realizará en sólo 45 minutos.

La estrecha relación del smart cabrio eléctrico con el medio ambiente no es sólo analógica: la app «smart control» para teléfonos móviles, tablets o PC permite interactuar siempre con el cabrio eléctrico mediante una conexión inalámbrica.

La app permite el control, por ejemplo, del tiempo de carga o de la climatización del coche. El estado de carga necesario de la batería y la temperatura deseada para el interior se pueden programar regularmente para dos horas recurrentes, por ejemplo, para el camino a la oficina por la mañana y para ir a hacer deporte por la tarde.

Paquete de diseño electric drive y modelo especial «greenflash»

De forma acorde con su elevado estatus, el descapotable eléctrico viene con un generoso equipamiento: un pomo de la palanca del cambio de cuero negro, consola central con cajón y soporte para vasos doble, un instrumento adicional con potenciómetro e indicador de estado de la batería en el salpicadero, así como el paquete Cool & Audio se encuentran a bordo de serie.

Aún más exclusividad ofrece el equipamiento especial «paquete de diseño electric drive», con célula de seguridad tridion, cubiertas de los retrovisores exteriores y otros elementos en la exclusiva pintura electric green.

smart cabrio electric drive del color «greenflash» en la ciudad
Preparado para una excursión veraniega por la ciudad.
Interior de un smart electric drive
Techo abierto del smart cabrio ed
Asientos en el smart cabrio electric drive
Modelo especial exclusivo «greenflash» aparcado en un parque

Y para los que no se quieren ocupar de los detalles, sino conducir directamente por la ciudad de la forma más verde posible: para el lanzamiento al mercado se dispone también del modelo especial smart electric drive greenflash con elementos aerodinámicos y de diseño BRABUS en color electric green.

Abierto a la ciudad como ningún otro, el smart cabrio electric drive ofrece diversión, wellness y sensatez, bajo una capota textil de alta calidad o a cielo descubierto en función de las condiciones climáticas reinantes.

Así pues, el coche perfecto para un verano como el que aún no hemos vivido.