En el concurso de ideas smart urban pioneers, pensadores y hacedores abren nuevas perspectivas sobre una ciudad digna para vivir. Una de las tendencias actuales: la agricultura urbana. Presentamos aquí cuatro proyectos.

Nos gusta vivir en las urbes de este mundo. Aquí la vida pulsa y observamos una gran diversidad cultural, social y culinaria. Es donde encontramos a gente de todas partes del mundo, gente con la que intercambiamos, que nos inspira y con la que festejamos. ¿Cómo se podría mejorar este espacio vital? ¿Cómo podemos hacer florecer la selva asfáltica con ideas sociales, digitales, creativas y técnicas? El concurso de ideas smart urban pioneers trata de generar respuestas  a estas inquietudes.

Urbanización vs. Agricultura urbana

El innovador concurso se originó por una de las mega tendencias de nuestros tiempos: la urbanización de nuestras ciudades y la alteración dramática del ambiente urbano que ésta lleva consigo. Desde el 2008 – por primera vez en la historia – hay más gente viviendo en las ciudades que en regiones rurales. En el 2050, hasta el 70% de la población mundial vivirá en las ciudades. ¿Serán todavía dignas para vivir estas mega urbes del futuro y cómo podemos convertirlas en espacios de experimentación para generar nuevas ideas? Algunos proyectos innovadores de la agricultura urbana enriquecen esta discusión.

En Minden cosechar está permitido

En New York, Detroit y Minden (Alemania) se vive algo bueno. En estos lugares los alimentos no provienen exclusivamente de los supermercados, sino que crecen y se proliferan en campos e invernaderos en pleno centro de la ciudad. Como, por ejemplo, en el famoso High Line Park en el barrio Manhattan de Nueva York. O en tierras baldías de Detroit, la “Motor City”. Y próximamente, tal vez también en los llamados “comedores” de Minden, refiriendo este término a áreas intraurbanas en las cuales se cultivan verduras, hierbas y flores comestibles. El equipo de la iniciativa “Minden, ciudad comestible”, cuenta con una jardinera y un arquitecto paisajista. El amor a una ciudad entra también por el estómago, así que esta ciudad se ha planteado rescatar la valoración de los alimentos, crear espacios de comunicación y encuentro, y fomentar una vida urbana más sana.  Por supuesto, cada uno puede servirse a gusto y sin costo: cosechar está permitido; no está prohibido el paso.

En el pavimento crece al City Tree (árbol urbano)

City Tree (o árbol urbano) es un mueble urbano que interactúa con su ambiente con la finalidad de mejorar la calidad del aire. Este arreglo vertical de plantas ayuda a limpiar el aire contaminada y reducir el ruido. Es un objeto extraordinario que atrae la mirada, tal como sirve de hotspot wifi y unidad de recargo para bicicletas eléctricas. La construcción de cuatro metros de altura incluye cultivos de musgo, que en su extensión total de 14,5 metros cuadrados y apoyado por tecnología de punta del “internet de las cosas”, genera una filtración de micro-polvo y óxido del aire urbano de manera más efectiva que 275 árboles en la ciudad.  Con cada City Tree se reduce la huella de carbono por más de 240 toneladas por año. El City Tree, que es muy compacto, necesita un espacio un 99% menos grande y resulta un 95% más barato que árboles urbanos – factores esenciales en tiempos de urbanización creciente, la cual limita el espacio tal como el presupuesto con los que cuenta la ciudad. El City Tree fue concebido por un equipo interdisciplinario de cuatro personas de Dresden, Alemania, a quienes une una amistad de más de 15 años. Bajo el nombre Green City Solutions los cuatro fundadores siguen desarrollando su concepto. Ya han logrado vender varias construcciones en 2015.

Ciudad con City Trees
City Tree da más verdor a las calles.
Foto: Green City Solutions
Green City Solutions
Foto: Green City Solutions
City Tree durante la noche
Foto: Green City Solutions
El equipo de Green City Solutions
Foto: Green City Solutions

El granjero moderno cultiva con Plants & Machines

Por miles de años la naturaleza nos ha dado todo lo necesario – ya es hora que le devolvamos algo con Plants & Machines (plantas y máquinas). Este pequeño invernadero automático permite a los habitantes de las grandes ciudades producir verduras y hierbas deliciosas en casa y de una manera muy simple. El innovador proyecto cumple el anhelo de tener más naturaleza y alimentos frescos. De una manera muy moderna, Plants & Machines es controlado por smartphone, tablet u ordenador, reduciendo así el trabajo necesario para la cultivación a un mínimo. Al mismo tiempo, el sistema es muy efectivo. Mediante el uso de hidroponía, condiciones optimizadas de nutrición, temperatura, humedad, concentración de dióxido de carbono y luz, las plantes crecen hasta cuatro veces más rápido, produciendo una cosecha 50% más alta. Los beneficios del invernadero automático: alimentos frescos y biológicos en proximidad directa al consumidor. Vivir a lo que caiga, por decirlo así. El equipo de Plants & Machines en Weimar, Alemania, tiene más planes: un jardín interior de diseño como producto de lifestyle y sistemas más grandes para supermercados y restaurantes. ¡Desde ahora les deseamos buen provecho!

Invernadero bricolaje
Buen provecho: Gracias al invernadero de bricolaje, cada uno puede cultivar sus verduras en casa.
Foto: Plants & Machines

Como foodresQ rescata alimentos y, luego, todo el mundo

Cada uno conoce la siguiente situación: organizas una cena para amigos, compras muchas cosas, pero se tiene que cancelar la cita y a continuación los alimentos se echan a perder. No tiene que ser así porque foodresQ rescata alimentos y evita basura a través del smartphone. Los números relacionados al desperdicio de alimentos son alarmantes: un 28% del cultivo de frutas y verduras van a la basura. Entre 6 y 10% de las emisiones causantes del efecto invernadero se producen por desecho de alimentos, mayoritariamente en las ciudades. Los tres pioneros detrás de foodresQ de Frankfurt, Alemania, quieren cambiar esta situación – de manera inteligente, con una aplicación. Mediante un sistema Smart-Home (hogar inteligente) o una herramienta inteligente adicional, foodresQ controla los alimentos comprados, informa sobre depósitos mal organizados, hace recordar las fechas de vencimiento y da consejos para guardar los distintos alimentos de manera óptima. El asistente culinario inteligente ayuda evitar basura de una manera eficiente y, al mismo tiempo, da lugar a un estilo de vida más sano con alimentos frescos.

Fundadores de foodresQ
Los “rescatores” de comida de foodresQ.
Foto: foodresQ