El precio de los alquileres sube. Las microcasas son una alternativa para los habitantes de grandes ciudades, estresados por la búsqueda de vivienda. Se prefabrican muchos proyectos y se ajustan con exactitud a los deseos de sus futuros habitantes.

Es el inicio de una pequeña revolución: las casas ya no están atadas a costosos cimientos ni a paredes de ladrillos. Al contrario, se parecen cada vez más a los coches: hechas a medida en la fábrica, compactas y de uso flexible. ¡Viva la microcasa!, ¡hasta nunca, hipoteca! Con estos interesantes conceptos a uno le entran ganas de tener una casita propia.

Cuadrada, práctica – KODA

La microcasa del colectivo estonio de diseño Kodasema no necesita cimientos, se puede trasladar en un solo día. Las compactas dimensiones del cubo rectilíneo que le da forma lo hacen posible. La casa tiene apenas 25 metros cuadrados y su interior se compone de un salón abierto con galería. Delante de una fachada generosamente acristalada hay una terraza. La cocina, el cuarto de baño y el dormitorio se encuentran en un lugar más reservado, en el espacio posterior. «KODA» se puede confeccionar directamente en la fábrica y desde allí se puede adaptar a casi todas las necesidades personales.

Vivir en una caja: Bert’s Boxes

Un pasillo estrecho. Al fondo, el cuarto de baño, a la derecha, un dormitorio muy aireado y a la izquierda un amplio salón con cocina americana y terraza. Todo lo que se necesita para vivir está aquí dentro. De esto dan buena prueba los diseñadores de Bert & May de Londres, que en colaboración con los arquitectos de Box 9 han proyectado una minicasa inteligente que no renuncia a nada en términos de confort. Sus 13,5 metros de longitud le dan un aspecto casi lujoso a esta vivienda-contenedor que se puede diseñar en plan rústico o elegante, según prefieran sus inquilinos. El tiempo del minimalismo ha terminado, definitivamente.

La minicasa Bert’s Boxes de Londres
«Bert’s Box» …
Foto: Bert & May
Comedor en el miniapartamento de Bert’s Boxes
… es una minicasa inteligente …
Foto: Bert & May
Dormitorio en la microcasa de Bert’s Boxes
… de los diseñadores londinenses …
Foto: Bert & May
Cuarto de baño diseñado por Bert & May
… Bert & May.
Foto: Bert & May
Dormitorio en la micrDecoración interior de la microcasa
Foto: Bert & May
Pasillo de Bert’s Boxes
Foto: Bert & May

Cerdos y diamantes

Reconozcámoslo: dos cerdos gruñendo delante de tu ventana todo el día no es el sueño de nadie. El «Magnificent Container» refleja el guiño que se esconde en la filosofía del despacho Carl Turner Architects de Londres. Esta microcasa con las puertas batientes de color naranja nació en beneficio de una organización sin fines de lucro para ayudar a los niños en la Hackney City Farm del este de Londres. En esencia, el contenedor es un bonito cuarto de trabajo cerca de la naturaleza.

Magnificent Container de Londres
Bestialmente bueno: …
Foto: Tim Crocker
Granja al lado del Magnificent Container
… el Magnificent Container …
Foto: Tim Crocker
Microcasa en Londres
… en Londres, …
Foto: Tim Crocker
Hackney City Farm de Londres
… en la Hackney City Farm.
Foto: Tim Crocker

Su proyecto hermano, la «Slip House», es igual de fresco, urbano y experimental. El concepto es muy sencillo, consiste en apilar el espacio habitable como en una terminal de contendedores. Un contenedor para vivir, uno para dormir y uno para trabajar. La Slip House adquiere su original aspecto gracias al vidrio industrial verde, que hace de las cajas una unidad..

La «Slip House» de Londres
La Slip House …
Foto: Tim Crocker
Interior de la «Slip House» de Londres
… ofrece un espacio habitable …
Foto: Tim Crocker
El espacio habitable de la microcasa «Slip House»
… flexible y apilable.
Foto: Tim Crocker

Un diseño sobresaliente

Los estudiantes de arquitectura de la Fay Jones School of Architecture and Design de Little Rock, Arkansas, concibieron un piso de estudiantes muy especial. La «Cantilever House» está compuesta de dos módulos prefabricados. La forma tan original de apilar los elementos le da a la estructura revestida de madera un aspecto muy especial. Tan compacta como de gran calidad, la casa tiene luz por todos lados y tampoco le falta una amplia terraza. Con este proyecto de fin de semestre, estos estudiantes de arquitectura fueron distinguidos con el Honor Award del American Institute of Architects de Arkansas. Quizá influyó también el parecido con la famosa visión del Wolkenbügel («El apoyanubes») del vanguardista ruso El Lissitzky, de 1924.

Microcasa Cantilever House
La Cantilever House convence con …
Foto: Fay Jones School of Architecture and Design
Los cuartos de la Cantilever House
… espacios llenos de luz …
Foto: Fay Jones School of Architecture and Design
Diseño exterior de la Cantilever House
… y una fachada revestida de madera.
Foto: Fay Jones School of Architecture and Design

Armónica tríada

Necesitamos casas nuevas. Preferiblemente que den buena impresión en cualquier entorno. Como la «Futteralhaus», que no se limita a ser una casa extravagante diseñada hasta el último detalle, sino que incorpora un sofisticado concepto energético y ecológico: desde el abastecimiento de energía solar hasta servicios vanguardistas de entrega mediante drones. Y encima es bonita, con sus claros perfiles y su amplio interior. La tríada de dormitorio, cuarto de baño y salón-comedor es una composición de lo más agradable. Maxim Kurennoy proyectó en 2011 el primer módulo de la casa. Desde entonces se ha ido refinando el concepto y ahora espera a inconformistas que quieran hacer realidad el sueño de una vivienda flexible.

La microcasa Futteralhaus
La Futteralhaus …
Foto: Futteralhaus / Dmitry Yagovkin
Decoración interior de la Futteralhaus
… de Maxim Kurennoy …
Foto: Futteralhaus / Dmitry Yagovkin
Terraza de la microcasa Futteralhaus
… espera a inconformistas.
Foto: Futteralhaus / Dmitry Yagovkin