¿Qué ocurriría si los andamios fuesen sitios donde comer un taco, dejar descansar los pies después de una caminata o demostrar tu dominio del ajedrez? Estas carreras de obstáculos metálicos, hasta ahora no más que monstruosidades urbanas, pueden transformarse en lugares de encuentro social gracias a un kit de transformación creativa urbana del estudio de innovación Softwalks.

En una ciudad ya superpoblada como Nueva York, los andamios (es decir, estructuras temporales alrededor de obras en construcción) ocupan un espacio público extremadamente valioso. “En Nueva York, el número de andamios aumentó de 6000 a más 8000”, según Bland Hoke, cofundador de Softwalks.

Para hacerse una idea: ¡situados unos tras otros, formaríamos una línea continua de andamios de algo más de 300 kilómetros!

“Softwalks comenzó sintiendo curiosidad sobre la función de las aceras y su infinito potencial”, explica la colega de Hoke, Howard Chambers. “Empezamos a preguntarnos cómo podríamos recuperarlas y convertir una experiencia negativa en una positiva”.

Con esta filosofía en mente, Hoke y Chambers salieron a las calles y preguntaron a la gente qué es lo que echaba en falta en el espacio público de Nueva York. Su conclusión: no hay ningún sitio donde reunirse.

Softwalks, calle
Nueva York tiene algo más de 300 kilómetros de andamios y no hay lugares donde reunirse.

Un conjunto de elementos para una transformación creativa urbana

Hoke y Chambers comenzaron a estudiar modos de crear lugares de reunión en público, a pesar de la escasez generalizada de grandes espacios públicos ¿Qué pasaría si las estructuras de andamios existentes pudieran incluirse en la creación de nuevos y útiles espacios públicos?

El dúo diseñó Kit of Parts, un kit especial formado por ingeniosos componentes que pueden acoplarse a los andamios. Incluye un asiento abatible, una sencilla barra donde disfrutar de tu comida o de una conversación, una jardinera para incorporar la naturaleza en la ciudad y mejorar la estética de las calles y, por último, reflectores luminosos para crear espacios agradables por la noche.

“El proyecto acabó siendo un éxito, ya que los neoyorquinos quedaron encantados por el hecho de que por fin tenían un lugar, y una razón, para reunirse en público”, comenta Chambers. “Intentamos implicar a la gente para mantenerla ilusionada y entusiasmada mostrándoles lo que era posible y cómo podríamos facilitar un lugar para reunirse en la ciudad”.

Para generar energía social, Softwalks creó una campaña de financiación colectiva en Kickstarter. Un cierto escepticismo inicial sobre el potencial valor recreativo de los andamios fue rápidamente sustituido por el entusiasmo en cuanto la gente pudo experimentar la utilidad de Softwalks y sus nuevos y simpáticos lugares de reunión públicos.

Softwalks, fila de asientos
Y llegó el estudio de innovación Softwalks: crearon un kit de elementos que puede acoplarse a los andamios …

Marcar la agenda mediante la transformación creativa

¿No te gusta tu entorno urbano? ¡Transfórmalo! La transformación creativa urbana se ha convertido en una importante tendencia en los últimos años que ha llevado a individuos y colectivos a cambiar espacios públicos tanto a pequeña como a gran escala.

“Si creas algo y lo sacas a las calles, puedes conseguir inspirar a otros y marcar la agenda para el replanteamiento del espacio público”, añade Hoke. “Ya no son sólo los urbanistas quienes diseñan espacios para la gente, sino que la propia gente se está convirtiendo en diseñadora de ciudades. Las transformaciones creativas urbanas captan tu atención y te permiten palpar el cambio, en lugar de limitarse a mostrarlo”.

Dependiendo de tu propia perspectiva, la estructura de una ciudad puede parecer un laberinto lleno de obstáculos e inconvenientes o, a quienes han desarrollado el talento de un transformador creativo urbano, un lienzo en blanco con infinitas oportunidades de intervenciones lúdicas.

Softwalks, niños jugando
… y esto los transforma en lugares de reunión social.

Cambio temporal en lugar de permanente

Desafortunadamente, Softwalks no ha podido llevar el cambio permanente a las calles de Nueva York. Kit of Parts sólo fue un proyecto piloto, que actualmente busca socios comerciales interesados para escalar la idea. A pesar de todo, Hoke y Chambers se sienten satisfechos con cómo ha funcionado Softwalks.

“Nuestro objetivo no era iniciar un negocio rentable. Más bien, se trata de innovación, replanteamiento del espacio urbano desde una nueva perspectiva y de enriquecer la vida de la ciudad. Una importante lección aprendida es ver cómo pequeñas ideas pueden producir un gran cambio”.

Con su kit de mobiliario y un enérgico planteamiento de transformación creativa urbana, Softwalks puede que haya hecho simplemente esto, dejarnos nada más que con las ganas de sentarnos durante un momento y empaparnos de la hermosa y estimulante vida de la ciudad.

Softwalks, hombres tomando un respiro
Descansa tus pies, come un taco, juega al ajedrez: ¡todo es posible con el kit de mobiliario Softwalks!