En Nueva York se ha estado a punto de construir un túnel transparente para cruzar el East River. Hasta la NASA está implicada en esta historia, así que no vamos a perder la esperanza de poder pasar por él algún día.

Hubiera sido una sensación: un túnel inflable para peatones, ligero y transparente, flotando sobre la superficie del agua del East River de Nueva York.

Un hito en la tecnología, una ruptura con las convenciones. Una conexión entre orillas de 730 metros sobre el agua, con una panorámica espectacular.

Con el título de «L Transporter», el concepto fue una de las propuestas de solución a un problema inminente en Nueva York: en 2019, la línea L del metro de la ciudad se cerrará para llevar a cabo obras de saneamiento. Los trabajos durarán 36 meses, y en ese tiempo las 225.000 personas que se mueven diariamente entre Brooklyn y Manhattan se enfrentarán grandes desafíos.

En 2019, la línea L del metro que une Manhattan y Brooklyn se cerrará para llevar a cabo obras de saneamiento.
En 2019, la línea L del metro que une Manhattan y Brooklyn se cerrará para llevar a cabo obras de saneamiento.
Foto: Getty Images / Image source

Una tecnología entre el Hyperloop y la NASA

Nueva York tenía que encontrar una respuesta rápida a esta situación y una fundación local publicitó un concurso de ideas para encontrar una nueva solución de transporte. 100 visionarios participaron en la licitación, pero la idea más interesante la presentó el arquitecto Gonzalo Cruz y su equipo, cuyo concepto del «L Transporter» se clasificó con justicia entre los seis finalistas.

Cruz y su equipo son empleados de la empresa de infraestructura AECOM, cuyo know-how podían utilizar. AECOM tiene experiencia en la concepción de ideas futuristas y entre otros proyectos colabora también en el «Hyperloop», un prometedor sistema de transporte para enlaces de alta velocidad.

«Este túnel debía representar una forma nueva de descubrir la ciudad», dice Cruz, que se licenció en Harvard. Su visión: una mezcla entre tecnología futurista e instalación de arte. Movilidad, arte, cultura y un nuevo espacio para New York City, la ciudad sobre la que se dice que se redescubre cada día.

«A los neoyorquinos les da miedo el agua, esa parte sucia de su ciudad», explica Cruz. «Concebir un proyecto en el que los neoyorquinos se encuentren con su río en un sistema semitransparente ha sido también muy estimulante». 730 metros de un plástico especial lo habrían hecho posible: un tejido de fibra de vidrio, producto de las investigaciones de la NASA, que entre otras cosas se utiliza también para evitar inundaciones en túneles convencionales.

Divertirse y atreverse con cosas nuevas

«Hubiéramos podido ir sobre seguro y presentar una idea de transporte de fácil construcción y más económica», dice Cruz. «Pero nosotros queríamos divertirnos, intentar algo nuevo. Somos diseñadores urbanos, queremos presentar nuevos enfoques y posibilidades», explica.

El proyecto que al final ganó el concurso es una especie de lanzadera acuática que utiliza la infraestructura existente, un proyecto bueno y fiable, reconoce Cruz. «Pero nosotros queríamos provocar una forma nueva de pensar. El L Transporter seguirá siendo música del futuro, el proyecto no se va a seguir desarrollando. Pero ya se han batido otros récords en una ciudad como Nueva York.»

Ilustración de un túnel de colores
Estéticamente móvil: el túnel tiene espacio para instalaciones artísticas de luz.
Gráfico: AECOM

Es sólo una cuestión de tiempo

Por ello, en lugar de una perspectiva hagamos una retrospectiva y un poco de filosofía: ¿Es mejor dejarse de atrevimientos para tener éxito? ¿Es mejor dejar los sueños en el dormitorio en lugar de inflarlos y colocarlos sobre un río?

«No», responde el arquitecto. «El L Transporter no es futurista en el sentido de utópico, sino futurista en el sentido de realidad en el futuro», dice Cruz. Sólo hay que invertir más tiempo, más planificación, más reflexión. Y más dinero.

«Estas tecnologías que la NASA ya utiliza hoy se incorporarán a todos los ámbitos imaginables, es sólo una cuestión de tiempo. Las ideas innovadoras serán imprescindibles en el futuro porque el mundo las necesita», afirma Cruz.

¿Cómo hacer la hora punta más agradable?
¿Cómo hacer la hora punta más agradable?
Foto: Getty Images / Image Source